Factoring, factoraje o Anticipo de Facturas

Liquidez desde el momento en que emites la factura.

Anticipamos el cobro de tus facturas tanto si tienes clientes que son empresas privadas, como si son Organismos Públicos.

Trabajamos con clientes de cualquier sector de actividad y de diferentes tamaños, desde autónomos y micropymes hasta gran empresa, nuestras soluciones de financiación se adaptan a las necesidades de cada empresa.

¿Qué es el Factoring?

  • El factoring o también llamado, factoraje, es un instrumento de financiación de circulante destinado a todo tipo de empresas.

    Las empresas, además de obtener financiación, pueden obtener cobertura del riesgo de impago (con la opción sin recurso) y beneficiarse de que la gestión de cobro la realizará la entidad de factoring.
  • Consiste en la cesión de las facturas a la entidad financiera a cambio de anticipar el cobro de las mismas, deduciendo del importe total, los intereses y las comisiones correspondientes.

    Este servicio proporciona liquidez a empresas que venden a crédito, convirtiendo sus ventas a plazo en cobro inmediato.
Más información sobre este servicio

Concepto factoring. ¿Qué significado tiene en español?

El factoring nace como concepto en el siglo XVII por el adelanto del cobro que prestaba Estados Unidos a Inglaterra en sus exportaciones. Su significado literal en español es: factorización.

Este concepto hace referencia a la descomposición de una expresión matemática, con el objetivo de reescribirla en bloques fundamentales, que les llamamos factores. En el caso del factoring, el factor principal es la entidad financiera que se encargará de otorgar anticipos sobre créditos provenientes de ventas, adquirirlos, asumir sus riesgos, gestionar su cobro y prestar asistencia técnica y administrativa.

¿Qué es el contrato de factoring?

El contrato de factoring es un acuerdo llamado a cubrir diversas finalidades económicas del empresario al que podemos llamar cliente o cedente. La otra parte que interviene será una entidad financiera que adelantará el cobro de las facturas facilitadas por el cliente y pasará a ser el nuevo beneficiario de dicho cobro, al que el deudor deberá abonar el importe total indicado en la factura a la fecha de vencimiento.

El cliente recibirá inmediatamente el dinero en su cuenta, menos una pequeña parte en concepto de intereses y comisiones.

¿Qué es una empresa de factoring?

Una empresa de factoring es una sociedad, que ofrece la posibilidad de anticipar el cobro de las facturas de ventas a crédito.

De este modo, las empresas pueden disponer de liquidez de forma inmediata desde el momento en que emiten la factura, sin necesidad de esperar a la fecha de cobro. Este servicio es compatible con cualquier método de pago, confirming, pagaré, transferencia...

¿Cuál es la diferencia entre el factoring bancario y no bancario?

A la hora de solicitar el servicio de factoring, se puede recurrir a una entidad bancaria o a una entidad que no sea banco y, en función de cuál se elija, se contará con unas características o peculiaridades diferentes para el llamado factor.

Factoring no bancario:

El factoring no bancario, es aquel en el que la entidad que realiza el factoring, como su propio nombre indica, no es un banco. Por tanto, tienen la principal ventaja de no ocupar líneas bancarias de riesgo. Estas entidades privadas abonan el dinero de sus facturas a la empresa aportando liquidez inmediata. Así como una gestión de las operaciones más ágil y sencilla.

Factoring bancario:

El factoring bancario es aquel que se realiza a través de un banco, una entidad bancaria que está supervisada por el Banco de España, y, por tanto, con sus exigencias de capital y solvencia determinada. En este tipo, el cliente o cedente, aumenta su endeudamiento con la entidad.

Las compañías podrán incrementar su tesorería, a cambio de un porcentaje sobre la cantidad total, en concepto de intereses.

¿Cuáles son las características del factoring para la economía de empresa?

Para empresas grandes, pequeñas, medianas o en vía de expansión, financiar su producción es complicado, y además si a esto le sumamos las ventas a crédito con un plazo excesivo para su negocio, hace que la situación para muchas compañías sea insostenible.

Mediante el factoring podrán financiar su circulante anticipando el cobro de sus facturas y beneficiarse de las siguientes ventajas:

  1. Ahorrar en tiempo y gestión de cobros.
  2. Incrementar su tesorería.
  3. Sanear sus cuentas y reducir su plazo de cobro.
  4. Protección de la posible morosidad e insolvencia de los clientes.
  5. Y todo esto, sin afectar las líneas de crédito tradicionales que pueda tener la empresa con sus bancos.
  6. Mediante el factoring la empresa logra financiarse sin aumentar su riesgo bancario.

¿Como surgió el factoring y cuál es su historia?

El origen del factoring se remonta al siglo XVII. Antiguamente, existían dificultades en el cobro de las manufacturas que Inglaterra exportaba a Estados Unidos. Al desplazamiento que encarecía la operación comercial, se le sumaba la falta de información sobre el cliente, de modo que, con el tiempo los empresarios norteamericanos comenzaron a asumir el riesgo comercial de las ventas y a realizar adelantos de cobros a los exportadores.

En la actualidad, el factoring es uno de los servicios más demandados para la financiación de circulante. Su tasa de crecimiento es de 8% anual en promedio, y se ha convertido en un instrumento indispensable para las empresas, suponiendo casi un 12% del PIB español.

A pesar de que Estados Unidos fue pionero en este negocio, la mayor parte de contratos de factoring se realiza actualmente en Europa. Aunque la mayoría de los negocios de factoraje está concentrada en el factoring doméstico o nacional, con la internacionalización de las empresas, cada día va tomando más fuerza el factoring internacional o de exportación.

¿Cuál es la importancia del factoring entre los servicios financieros del mercado?

El factoring es un servicio de financiación a corto plazo destinado a todo tipo de empresas que generen cuentas a cobrar. A través de este instrumento financiero las compañías pueden obtener liquidez desde el momento en que emiten las facturas, sin necesidad de esperar a que se emita la correspondiente orden de pago.

Este mecanismo consiste en la cesión, por parte del vendedor, de los derechos de cobro de sus facturas a una entidad financiera, para que esta se ocupe de la gestión de cobro contra sus clientes al vencimiento de las mismas, con la cobertura del riesgo de impago en los casos de factoring sin recurso.

En definitiva, se trata de un instrumento de financiación sumamente interesante para las compañías.

Todo lo que necesitas saber sobre el factoring en 2017

En lo que se refiere al estado del factoring en 2017, esta herramienta de financiación evoluciona positivamente año tras año. Observándose una tendencia claramente positiva para este servicio. En España, aproximadamente el 85% de las operaciones de factoring que se realizan son “sin recurso”. Hablando de las modalidades de factoring se puede diferenciar en dos, con recurso y sin recurso.

¿Cuáles son los objetivos de financiarse mediante factoring?

El principal objetivo a la hora de financiarse a través del factoring es el cobro por anticipado de las ventas a crédito, con el factoring no es necesario que la empresa espere a que su cliente emita la orden de pago, puesto que puede cobrar sus ventas de forma inmediata, financiando el importe de las mismas.

Las empresas mantienen su capacidad financiera intacta, dado que su CIRBE no se ve incrementada, pudiendo tener así, un mayor poder negociador frente a la banca.

Financiarse mediante factoring también supone un ahorro de tiempo y recursos en la gestión de cobro de las facturas.

Servicio de factoring nacional

En general, el factoring nacional ha aumentado su crecimiento respecto al internacional, si nos centramos en las modalidades dentro del factoring nacional, el factoring con recurso ocupa un pequeño porcentaje dentro del factoring nacional, mientras que el factoring sin recurso, modalidad que cubre el riesgo de insolvencia, ocupa la mayor parte.

Por otro lado, cabe tener en cuenta también otra modalidad con gran relevancia, el factoring que responde a créditos cuyo deudor es la Administración Pública.

En nuestra web podrás disfrutar del servicio con tu factura electrónica o digital

En Gedesco pensamos en el futuro y en proporcionar la mayor comodidad a nuestros clientes, por ello, facilitamos la opción de gestionar sus operaciones, estén donde estén, con su factura electrónica o digital y desde cualquier dispositivo, ordenador, móvil o Tablet, a través de nuestra oficina virtual, generándose un proceso administrativo online, seguro, rápido y de verdadera utilidad.

¿Qué opinan las empresas de nuestro servicio de descuento de facturas?

Las empresas que realizan operaciones de descuento de facturas con nosotros, repiten.

Gracias a nuestro servicio de descuento de facturas las empresas consiguen liquidez de forma inmediata, obteniendo, así, más tesorería y mejor estructura de balance.

Además, al ceder la gestión de cobro y la correspondiente administración de las cuentas a cobrar, las empresas focalizan su tiempo y esfuerzos en seguir creciendo.

2- ¿Por qué le interesa el Factoring a tu empresa?
  • Liquidez inmediata | Cobras tus ventas nada más finalizar tus trabajos.
  • Evitas impagados | Con la opción sin recurso evitas el riesgo de impago. Ofrecemos cobertura 100% de la factura.
  • Ventajas fiscales | Gastos financieros deducibles en el impuesto de sociedades, según los términos que establece la ley.
  • Mejores ratios de balance | La modalidad sin recurso te permite reducir el saldo de clientes, mejorando así tus plazos de cobro.
  • Más ventas | Anticipando el cobro de facturas puedes asumir un mayor riesgo comercial frente a tus deudores.

¿Cómo funciona el servicio de Factoring?

¿Cómo funciona el factoring?
Atendiendo a la infografía, se puede describir el funcionamiento de la siguiente forma:
  1. Una compañía (proveedor) vende a otra (empresa) y le emite una factura por los trabajos realizados.
  2. La empresa que ha emitido la factura (proveedor) quiere anticipar el cobro de la misma y realiza una cesión a la empresa de factoring, en este caso Factoring Gedesco.
  3. La empresa de factoring abona el importe de la factura a la empresa que ha solicitado el factoring (proveedor), descontando el importe de intereses y comisiones.
  4. A la fecha de vencimiento, la empresa deudora abonará el importe de la factura a la empresa de factoring.
Quiero saber más sobre como funciona

En cuanto al funcionamiento de las operaciones de factoring, una operación de factoring se materializa a través de la firma de un contrato entre la empresa que lo solicita (cedente) y la entidad financiera (factor), con la correspondiente notificación de la cesión al deudor.

De este modo, la entidad de factoring será la que se encargue de formalizar el cobro al vencimiento de las facturas cedidas. Este instrumento de financiación tendrá unas condiciones diferentes dependiendo de la modalidad, con recurso o sin recurso.

¿Qué partes intervienen en el proceso?

En un contrato de factoring intervienen tres personalidades jurídicas, el cedente, el deudor y el Factor y cada una de ellas tiene una función y una naturaleza que hay que especificar en el contrato.

Cedente:

Esta es la compañía o el profesional autónomo que cede en exclusiva a la empresa factor el derecho a la gestión de cobro de sus facturas. El cliente transmite a la empresa factor los créditos que tiene con terceros consecuencia de su actividad mercantil.

Deudor:

Este es el deudor del cliente, cuyo crédito se cede a la empresa factor. Es decir, es la empresa o profesional que está obligado al pago del importe de las facturas por los servicios prestados o los productos adquiridos.

Factor:

Esta es la entidad que presta el servicio de factoring, es decir, la que se encarga de adelantar el dinero correspondiente a las facturas de la empresa que le ha contratado.

¿Cuáles son los requisitos para firmar un contrato?

Como requisitos a tener en cuenta a la hora de firmar un contrato de factoring o factoraje podemos encontrar los siguientes:

  • Las facturas deben de ser originales y correctamente firmadas por el emisor y el obligado al pago.
  • Que las facturas no estén vencidas, ni cedidas a otras entidades.
  • Las facturas deben pertenecer a una serie de productos entregados o servicios prestados.
  • Conocer plenamente la fecha de vencimiento de la factura.
  • Es necesaria la notificación al deudor de la cesión de las facturas por parte del cliente a la entidad factor.
  • Como último requisito, sería necesario realizar un análisis del riesgo del deudor, analizando su solvencia, para conocer si es viable llevar a cabo una operación de factoring.

Razones y ventajas para hacer Factoring con Gedesco

  • CIRBE intacta
  • Asesor personal
  • Informes comerciales
   ¿Qué ocurre con mi capacidad financiera?, ¿Afecta a mi CIRBE?

Tu CIRBE no se ve incrementada por el anticipo de facturas que realices en Gedesco, somos nosotros los que asumimos en nuestra CIRBE el Factoring concedido a nuestros clientes.

¿Cómo puedo saber si es el mejor mecanismo para financiar mi circulante?

Ofrecemos una atención personalizada a todos nuestros clientes, cuéntanos qué necesidad concreta tiene tu empresa y te aconsejaremos la mejor forma de conseguir financiación.

Nosotros nos encargamos de darte financiación, tú de la actividad de tu empresa.

Gedesco pertenece a la Asociación Española de Factoring.

¿Cómo puedo saber si vender o no a mis clientes?

En www.infocif.es analizamos a todos tus clientes y le asignamos una calificación crediticia (rating) para que conozcas de antemano la solvencia de esa empresa, si puedes trabajar con ellos y que importe de las ventas que les realices puede ser financiado.

¿Cuánto cuesta una operación de factoring?

El coste de la operación vendrá determinado por el perfil de riesgo de la empresa deudora de la que quieras anticipar las facturas, así como por el plazo de la operación.

Es decir en función del rating que tenga tu cliente, determinado siempre por criterios objetivos basados en el análisis de sus estados financieros, se determinará el coste de la financiación.

Con el Fondo Factoring para empresas de Gedesco, puedes adelantar el cobro de tus facturas desde el 0,35% TIN*.

Preguntas de Usuarios

Si vendo a clientes de fuera de España, ¿puedo adelantar el cobro de mis facturas?

Sí, con nuestro servicio de Factoring Internacional te ofrecemos la posibilidad de financiar tus exportaciones. Las compañías pueden obtener liquidez, de forma inmediata, adelantando el cobro de sus facturas por ventas a clientes fuera de España. Además, eliminan los posibles riesgos de insolvencia del deudor, aseguran el cobro de sus ventas, captan más clientes y tienen la posibilidad de abrir nuevos mercados.

¿Este servicio es un descuento de facturas tradicional?

En la conceptualización de los términos puede dar lugar a confusión la diferenciación entre factoring y el descuento de facturas tradicional, siendo que, en definitiva, se trata del mismo servicio, contando con la salvedad de que en el caso del factoring, se ofrece la posibilidad de establecer un contrato cediendo, con él, una serie de facturas, contando con la ventaja de que es la entidad de factoring la que se ocupa de la gestión de cobro de todas las facturas pendientes de cobro, la administración de la cartera a cobrar, el análisis de los deudores y, en el caso del factoring sin recurso, la cobertura en caso de insolvencia por parte del deudor. La única posible diferencia podría ser que la empresa ceda de una todas sus facturas o que vaya descontando una por una.

¿Cuándo voy a cobrar?

Con Gedesco puedes obtener la liquidez que necesitas anticipando el cobro de tus facturas. Una vez firmado el contrato de la operación de factoring y realizadas todas las gestiones oportunas, se realizará la transferencia bancaria en tu cuenta. La firma del contrato puede hacerse el mismo día en que te comunicamos que la operación está aprobada. En muchos casos, el asesor comercial te informa de la viabilidad de la operación en la primera llamada que realizas solicitando información.

¿Qué se requiere para anticipar una factura?

Tanto empresas como autónomos pueden requerir en un momento determinado anticipar el cobro de sus facturas para obtener liquidez de forma inmediata, para ello deben presentar la siguiente documentación a la entidad financiera.

Se trata de una documentación sencilla como la que pueda requerir cualquier banco:

Sociedad Anónima o Sociedad Limitada

  • Escritura de constitución
  • Escritura de poder en caso de que el firmante no sea administrador de la sociedad
  • Tarjeta CIF
  • Certificado de cuenta bancaria a nombre de la sociedad
  • MOD 347 2016
  • Acta de Titularidad Real

Autónomo

  • DNI
  • Último pago del recibo de autónomo
  • Certificado de cuenta bancaria

Cooperativas, Sociedad civil o Comunidad de bienes

  • Escritura o documento privado
  • CIF
  • DNI Administrador

En todos los casos es necesario presentar la copia de las facturas que se desean anticipar y certificados de Hacienda y Seguridad Social actualizados.

¿Qué inconvenientes tiene el factoring?

Son limitados los inconvenientes que se pueden encontrar en el factoring, no obstante, si tuviéramos que mencionar algún inconveniente, estos podrían ser:

  1. Notificación de la cesión al deudor: La cesión de créditos comerciales a la entidad factor debe ser notificada al deudor y aprobada por su parte.
  2. Que el deudor no acepte la cesión.
  3. Coste de la operación: Este aspecto dependerá del riesgo de la empresa deudora, y de la fecha de vencimiento de las facturas.
  4. Que no se acepte la operación por la poca solvencia del deudor.

¿Qué tipos de factoring existen y como se clasifican sus modalidades?

Sabemos que el factoring se ha convertido en un servicio financiero imprescindible para la financiación de pymes (pequeñas y medianas empresas), autónomos y grandes empresas. Es importante conocer bien los distintos tipos de factoring disponibles en el mercado.

Está el factoring común. Este se divide a su vez en dos tipos de factoring en función del riesgo comercial: factoring con recurso y sin recurso.

Acorde a la forma de pago tenemos otras dos modalidades: con o sin notificación al deudor dependiendo de la parte que vaya a hacer frente al pago a su vencimiento.

*TIN mensual y sujeto a clasificación del deudor.


Formulario de Contacto




 Acepto la Política de Privacidad

* Campos obligatorios
 


^