Las pequeñas y medianas empresas son, generalmente, negocios que necesitan de financiación flexible y a medida. Esto sucede porque las características de estas empresas son las siguientes: cuentan con un volumen de trabajadores de 1 a 250 y están divididas en microempresas, pequeñas empresas y medianas empresas.

Dicho lo cual y habiendo aclarado cuáles son exactamente las pymes de cuya financiación vamos a hablar hoy, explicaremos formas de financiación a las que pueden optar estas empresas. De hecho, las pymes merecen este contenido porque son empresas especialmente importantes y porque cuentan con diferentes tipos de créditos.

¿Quieres saber cuáles son los créditos para pymes?, ¿Tienes una pyme y aún no sabes cuáles son todas las soluciones de financiación con las que cuentas? Desde GEDESCO queremos poner toda nuestra experiencia en el sector de la financiación a tu disposición y queremos contarte todos y cada uno de los detalles que creemos que debes saber para poder optimizar tus recursos al mando de una pyme.

Con lo cual, no te pierdas ni un detalle; porque todo lo que sepas sobre créditos para pymes puede jugar a tu favor en algún momento.

Simulador crédito pyme

Lo primero que tenemos que contarte, incluso antes de hablarte de los tipos de créditos a los que puedes aspirar siendo una pyme, es que desde GEDESCO nos encargamos de hacer simulaciones de tus créditos para que una vez te hayan sido concedidos no te encuentres con ninguna sorpresa.

Con esto queremos decir que los créditos son asuntos tan necesarios como serios y que antes de solicitarlos hay que saber si vamos a ser capaces de afrontarlos. Para esto es imprescindible saber cuál va a ser el coste del crédito y la manera de pagarlo, ya que cualquier mínimo detalle que desconozcas puede salirte muy caro.

Así, lo que realmente necesitas para poder saber si un crédito va a ser contraproducente o no es una simulación. Todo esto porque las simulaciones representan tu situación resultante en el hipotético caso de que solicites y se te conceda el crédito en cuestión. Con lo cual, debes saber que esta es una facilidad muy importante que te concedemos y que debes tenerla siempre presente por el bien de tu negocio.

Tipos de créditos para pymes

Ahora sí, vamos a hablar de los diferentes tipos de créditos para pymes. Porque la realidad es que aunque la definición de lo que es una pyme es solo una, las circunstancias de cada una de ella varían de manera muy considerable y es por esto que dependiendo de las características con las que cuente tu empresa te conviene optar por un tipo de crédito u otro.

Vamos a hablarte de los dos tipos de créditos para pymes que suelen encajar mejor con la mayoría de pymes, los cuales son los siguientes: el primer crédito pyme y el crédito pyme joven.

Primer crédito pyme

Estos primeros créditos para pymes son créditos especialmente flexibles y con condiciones favorables para quienes los solicitan por un solo motivo: están pensados para pymes que además son startups y que tienen menos de 2 años de antigüedad. ¿Por qué? Pues porque los principios nunca son sencillos y menos en empresas en las que deben aún crecer para poder optimizar sus recursos y su gran volumen de ideas.

Dicho lo cual, debes saber que este tipo de créditos destacan del resto por ser especialmente flexibles. Lo que significa la flexibilidad en estos términos es que casi todas las condiciones del crédito son negociables y por lo tanto, puede decirse que pueden crearse préstamos para pymes a medida en estos primeros momentos de la vida de la empresa. Con lo cual, pueden negociarse los plazos de pago, las cantidades a pagar en cada plazo, las garantías que van a querer establecerse e incluso la duración que va a tener el crédito y el coste final de los intereses.

Crédito pyme joven

Este otro crédito denominado crédito pyme joven se caracteriza por ser un crédito que se solicita para iniciar un negocio y que se concede a personas que cumplen requisitos específicos de edad. Este requisito principal consiste en que las personas que lo solicitan o que van a emprender un negocio en una pyme deben tener entre 18 y 35 años, lo cual significa que debe añadírsele a este tipo de crédito una especificidad más que al tipo anterior de crédito para pymes.

Todo esto porque sabemos que las pymes que están empezando necesitan un plus de ayuda y más aún cuando las personas que emprenden a través de estas empresas son personas especialmente jóvenes que necesitan un voto de confianza y una mayor flexibilidad para poder sacarle partido a sus recursos.

Cómo obtener un crédito pyme

Finalmente, lo último que debemos comentar para poder dar por finalizado este post es lo siguiente: cómo obtener uno de estos créditos.

El procedimiento que debes seguir es el siguiente:

1. Debes contar con los requisitos de ser una pyme, una startup y o una persona de entre 18 y 35 años.

2. Debes poder acreditar estas características que mencionamos previamente.

3. Debes solicitar el crédito ante una entidad bancaria.

4. Debes acordar las condiciones con el representante de la entidad bancaria que corresponda.

5. Debes comenzar a pagar las cuotas en el momento establecido y, sobre todo, sacarle el mayor partido posible a la financiación a la que has accedido gracias a este crédito.