Redacción Gedesco | 18 Septiembre 2014 | Economía para todos

Voy a vender mi casa ¿mejor ahora o el año que viene?

reforma-fiscal-venta-vivienda-deducción-rebaja-tipo-impositivo

Una cuestión importante a tener en cuenta en relación a las medidas que conforman la Reforma Fiscal afecta a las personas que quieren vender su vivienda y entrarán en vigor en 2015. Con los cambios que se avecinan ¿es mejor vender ya o esperar al año que viene?

La fiscalidad de las plusvalías obtenidas en la operación hay que tenerla en cuenta a la hora de la decisión. Se mantendrá la deducción por reinversión, es decir que si la plusvalía se reinvierte en la compra de una vivienda nueva en el plazo de 12 meses no se pagarán impuestos por la misma. Pero si no es así hay que tener en cuenta lo que la Reforma supone.

Los cambios tras la Reforma

El cambio principal en el IRPF que afectaría a estos casos supone una rebaja en el tipo imponible con el que se grava a las ganancias patrimoniales, que es el apartado de la renta en el que se incluirían la venta. Actualmente se paga el 21% por los primeros 6.000 euros de beneficio, un 25% entre 6.000 y 24.000 euros de plusvalías y un 27% por el resto. Tras la reforma se pagará un 20% por los primeros 6.000 euros, un 22% por las ganancias entre 6.000 y 50.000 euros y el 24% por el resto.

Hay otro aspecto a tener en cuenta. Los mayores de 65 años tendrán exentos de tributación los primeros 180.000 euros obtenidos como plusvalías por la venta de sus activos siempre que esas cantidades se destinen a obtener una renta vitalicia que complemente su pensión de jubilación.

Con estos dos aspectos parece indicar que sería mejor esperar al año que viene para vender la vivienda, sin embargo hay otra medida muy importante que pondría en duda esta cuestión. A partir de 2015 se anula la aplicación de los coeficientes de abatimiento y actualización de los precios de compra, lo que supone que a la hora de calcular el beneficio obtenido se aplicará el precio de compra pagado en su momento y no se actualizará para compensar el IPC de los años transcurridos.

Hasta ahora se actualizaba el valor de adquisición en función del tiempo transcurrido desde el momento en que ésta se produjo hasta la fecha de venta, lo que incrementaba éste de manera evidente. Con la desaparición de esta actualización la plusvalía obtenida se incrementará de manera notable, sobre todo en los pisos más antiguos.

Con esta circunstancia hay que echar bien las cuentas para comprobar si es más favorable vender la vivienda en 2014 o esperar a 2015. La parte que se lleva Hacienda puede ser notablemente diferente según las condiciones.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.