Redacción Gedesco | 16 Noviembre 2016

Ventajas en una operación de descuento

El descuento de pagarés la solución perfecta para las empresas

Cuando una empresa realiza una operación de venta de bienes o servicios, cuenta con varias opciones a la hora de abonar la cantidad establecida. La opción principal es abonar dicha cantidad al contado o por transferencia bancaria, en el momento en el que se recibe una factura. Sin embargo, existen otras opciones, como el pagaré, dónde se juega con los periodos de pago, pudiendo abonar la factura en una fecha distinta a la del día en que se emite la factura. Es decir, el pago no se realizará de inmediato.

Esta opción supone un retraso en los periodos de cobro que pueden ser difícil de asumir para ciertas compañías. Existe la posibilidad de adelantar la fecha de cobro, gracias al descuento de pagarés. Por ejemplo, si nos pagan con un pagaré, podemos descontar el pagaré y no tener que esperar a cobrar a la fecha de vencimiento establecida. En definitiva, podremos cobrar antes. ¿Cómo?

¿En qué consiste el descuento de pagarés?

Un descuento es un instrumento financiero que consiste en abonar el dinero correspondiente a un título de crédito que no está vencido, después de descontar los intereses por el tiempo entre en anticipo y la fecha de vencimiento. Estos títulos suelen ser letras de cambio y pagarés. Gracias al descuento de pagarés las empresas pueden conseguir el dinero que necesitan rápidamente y sin tener que solicitar un préstamo al banco. Si, por ejemplo, una empresa te ha pagado con un pagaré que vence en 60 días, pero hay una feria del sector de tu empresa muy interesante dentro de tres semanas y necesitas liquidez para la inscripción, puedes acudir a una entidad financiera y obtener el dinero que necesitas gracias al descuento. De esta forma, se te adelantará el dinero correspondiente al pagaré.

Características de los descuentos de pagarés

Los beneficiarios del descuento de pagarés son comerciantes individuales y sociedades mercantiles, y los principales títulos o documentos susceptibles de descuento son las letras de cambio, los recibos, cheques, talones, pagarés, certificados, contratos y pólizas.

Ventajas de descontar pagarés

La principal ventaja del descuento de pagarés es la liquidez que aporta a las empresas o profesionales que lo solicitan, pero existen una serie de beneficios adicionales que veremos a continuación:

  • Disponer rápidamente del importe correspondiente a la venta o prestación del servicio.
  • Es válido para diferentes instrumentos: letras de cambio, pagarés, recibos, etc.
  • Es un instrumento ágil, cómodo y flexible.
  • El titular de la línea de descuento no está obligado a presentar efectos al descuento con periodicidad alguna ni de un importe determinado, sino que, una vez se firme la póliza de descuento, se presentan efectos al descuento a su discreción ateniéndose a las limitaciones establecidas en dicha póliza.
  • Forma de financiación sencilla y accesible para cualquier empresa.
  • Ninguna de las partes que intervienen tienen obligación.
  • No existe vencimiento.
  • No se exige ninguna garantía especial.

Otros posts:

Este artículo pertenece a la categoría: