Redacción Gedesco | 13 Febrero 2014 | Artículos y novedades sobre el Factoring.

¿Todavía no te beneficias del factoring?

Beneficios del factoring

Cuando estamos al mando de una empresa, muchas veces nos tenemos que enfrentar a problemáticas que no dependen de nuestra gestión. Una de ellas es el impago de facturas, que puede acarrearnos serios problemas como no disponer de liquidez en un momento determinado o tener que destinar tiempo y recursos de nuestra empresa a gestionar el cobro de las facturas.

Y es que esto sucede hasta en las mejores empresas, ya sean multinacionales o pymes. De hecho, una factura sin cobrar en una gran empresa puede tener incluso mayor repercusión, ya que puede tratarse de miles de euros.

¿Cómo gestionar entonces el cobro de este dinero sin que ello nos suponga un quebradero más de cabeza en nuestra ajetreada agenda? Sencillo, con herramientas como el factoring. Empresas como Gedesco nos proporcionan un servicio de factoring con el que nos adelantarán el importe de la factura y se encargarán de todo el proceso de gestión del cobro.

Beneficios del anticipo de facturas

La principal ventaja de anticipar facturas mediante el factoring será que conseguiremos aumentar el flujo de caja, de manera que si en algún momento no disponemos de liquidez, no será porque nos queden facturas sin cobrar. De hecho, se trata de una alternativa de financiación a empresas, ya que podremos disponer del circulante de la factura, sin tener que esperar a su cobro o al confirming. De esta característica se deriva a su vez otra ventaja fundamental, y es que eliminaremos el riesgo de que no nos lleguen a pagar nunca.

Además, tener que estar detrás de nuestros clientes para que nos paguen determinadas facturas nos supone una pérdida de tiempo y dinero, ya que podemos incurrir en gastos financieros derivados de los retrasos del cobro. Asimismo, con el factoraje disminuiremos los recursos que tenemos que destinar a esta gestión y podremos centrarnos en la producción de los bienes y servicios que llevemos a cabo.

Externalización del cobro de facturas

La utilización de un servicio externo que se encargue de la gestión del cobro de facturas, como hemos dicho, nos proporcionará mayor tiempo y liquidez para otras gestiones. En este sentido, también nos ahorraremos tener que pasar por procedimientos judiciales para cobrar una o varias facturas. No olvidemos que estos procedimientos suelen ser largos y costosos y muchas veces nos dan mayor carga de trabajo que los beneficios que realmente obtenemos con ello.

De este modo, vemos cómo con un servicio tan simple como el factoring podemos eliminar muchas de esas cargas diarias que nos puede suponer el impago o el retraso en el cobro de una factura.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.