Redacción Gedesco | 15 Abril 2015 | Economía para todos

Todos los partidos políticos de Alemania gastan más de lo que ingresan.

Todos los partidos políticos de Alemania gastan más de lo que ingresan

‘Austeridad’. Uno de los términos más repetidos en los últimos años, cuando se analizan las acciones propuestas por la Unión Europea para mejorar la economía española, y las economías de otros países que han pasado por dificultades debido a la crisis. Los órganos de Gobierno continentales han programado una estrategia basada en el control del déficit, el ahorro y el recorte del gasto público. Una iniciativa liderada por Alemania, quien ha impuesto junto a la denominada ‘troika’ uno de los periodos de austeridad y reducción de inversión pública más duros que se recuerdan. Es por todo ello que llama la atención el dato que ha revelado un informe que analiza a los principales partidos que forman parte del Bundestag, órgano que sería el equivalente a nuestra Cámara Baja.

Según este informe, todos los partidos alemanes gastan más de lo que ingresan, iniciándose un proceso de endeudamiento y gasto que dista mucho de las políticas que han intentado implantar a sus socios en los últimos años. Precisamente el partido de Ángela Merkel es el único que logra acercarse al déficit cero, aunque sin conseguirlo. Su partido también gasta más de lo que ingresa, aunque bien es cierto que otras organizaciones elevan el gasto un 13% por encima de lo que reciben.

El CSU, por ejemplo, es el partido que se encuentra aliado con el de Angela Merkel. Esta organización ingresó, en el año 2013, más de 47 millones y medio de euros, mientras que su gasto ascendió a 54 millones. Estamos hablando de un desfase que, en cifras netas, supera los seis millones de euros. Porcentualmente, los gastos son un 13% superiores a los ingresos, con una tasa de endeudamiento realmente elevada, y que nada tienen que ver con las tasas y exigencias impuestas a otros países de la Unión Europea.

Los datos pertenecen al año 2013, uno de los más exigentes en cuanto a políticas de austeridad y disminución del gasto en Europa. En este periodo, Alemania impartió en Europa una serie de consejos que no han parecido seguir las fuerzas políticas de ese país.

El mayor índice de gasto, y presumiblemente endeudamiento, al que están llegando los partidos alemanes, no es el único dato que llama la atención del análisis realizado. Es curioso observar cómo la mayoría de las donaciones que realizan particulares y empresas del país van a parar a manos de partidos tradicionalmente catalogados como ‘de derechas’, mientras que las cantidades que desde estas asociaciones van a parar a manos de los partidos de izquierdas son muy distintas.

El CDU es el principal partido en Alemania dirigido, como hemos comentado, por Angela Merkel. En sus ingresos encontramos 48,05 millones de euros que vienen de fondos públicos, mientras que de las manos privadas han llegado 20 millones, por parte de las personas físicas, y 10,7 millones más por parte de empresas.

La Izquierda, el partido que se consideraría como el más fuerte de la oposición, ha tenido unos ingresos desde personas físicas de dos millones y medio de euros. Aunque la gran diferencia, sin lugar a dudas, la encontramos en los ingresos que ha recibido por parte de las empresas. Mientras que el CDU percibió casi once millones de euros desde las organizaciones empresariales, La Izquierda recibió 85.000 euros.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.