Redacción Gedesco | 3 Diciembre 2014 | Factoring

¿Qué tipos de facturas existen?

facturas-proforma-rectificativa-pago-proforma-pagos-contable

Para que un negocio funcione, los pagos, y sobre todo los cobros, son fundamentales, y en este proceso, para justificar ambas operaciones, las facturas desempeñan un papel clave. De ahí la importancia no solo de saber lo que deben incluir las facturas, sino de los tipos que existen para tenerlo en cuenta a la hora de emitirlas y a la hora de realizar su pago.

Facturas más básicas

Vamos a empezar por la factura que conforma la base del resto, la factura ordinaria, que es la que se utiliza para cualquier tipo de operación comercial, ya sea una compra o una venta.

Por su parte, las facturas rectificativas, como puedes imaginar, se utilizan para hacer modificaciones de una factura emitida previamente. De este modo, si una factura ordinaria cuenta con algún error, será necesario realizar una factura rectificativa con los datos equivocados ya modificados.

La factura recapitulativa también se realiza a partir de la ordinaria, de manera que supone la agrupación de diferentes albaranes, facturas o presupuestos. Es importante tener en cuenta que si se tratara de un conjunto de facturas anteriores, la factura recapitulativa solo tendrá validez si se anulan las anteriores.

Otros tipos de facturas

Es posible que hayas escuchado hablar de otros tipos de factura como la factura proforma. Que no te engañe su nombre, ya que no es una factura propiamente dicha, sino que es un documento en el que se ofrece un resumen detallado de las características de una compra, como el precio desglosado, el medio de pago y el producto o servicio que se ha vendido. Sin embargo, a diferencia de cualquier factura, carece de valor contable y no puede utilizarse como justificante de pago.

Por último, es importante recalcar que también puedes modificar el formato en el que realizas o recibes la factura. En este sentido, nos podemos encontrar con la factura en papel de toda la vida o con la factura electrónica, cada vez más extendida.

Es importante tener en cuenta esta información a la hora de emitir las facturas a nuestros clientes, pero también es fundamental que llevemos a cabo una gestión detallada de las facturas que pagamos para que no haya ningún tipo de duplicación.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.