Redacción Gedesco | 5 Julio 2015 | Economía para todos

TIN: qué es y en qué afecta su bajada

TIN: qué es y en qué afecta su bajada

TIN son las sigas para denominar a la Tasa de Interés Nominal. Esta tasa se refiere a la rentabilidad o los intereses que ofrece un producto financiero mes a mes, o en un periodo determinado. Comparándola con el TAE (Tasa de Interés Efectiva), se trata de un tipo de capitalización simple, mientras que el TAE es compuesto. Ambas, TIN y TAE, pueden coincidir, en los casos en los que los intereses de un producto financiero se paguen al final. Pero cuando exista más de un pago, la TIN será siempre inferior que la TAE.

Para comprobar la rentabilidad de TIN se debe saber que si, por ejemplo, contratamos un depósito de 1.000 euros a 6 meses, con una TIN del 5% anual liquidable al final del periodo, tendremos realmente el 2,5% de los 1.000 euros, es decir, 25 euros. Es decir, para conocer cuándo deberemos abonar cada mes de diferencia al alza, deberemos establecer un cálculo mensual.

TIN y TAE, tan bajos como hace nueve años

A la hora de solicitar un crédito, estas tasas también deben tenerse en cuenta. En los últimos meses los créditos se han abaratado de manera que, a principios de año, la TAE media de los préstamos concedidos era de un 9,15%, mientras que los últimos datos, a finales de marzo, lo sitúan en el 8,7%, lo que significa que ha descendido 0,45% en tan solo tres meses.

Desde el año 2006 no se registraban unos datos de intereses por debajo del 9%. Esto se debe, principalmente, a que las entidades financieras están más confiadas y están concediendo más créditos hasta el punto que buscan clientes que necesiten financiación con buenas condiciones. En líneas generales, las ofertas de financiación por parte de los bancos están mejorando en los últimos meses y cada vez resulta más sencillo obtener un crédito con buenas condiciones, con intereses por debajo del 10%. Pero no solo en lo que a tipo de interés se refiere, también estamos ante los mejores datos desde el año 2010 en la concesión de créditos por parte de los bancos.

El mejor TIN: en los automóviles

Aunque el precio de los préstamos se ha reducido en general, los créditos para comprar coches han sido los más destacados. Se han registrado créditos con TIN del 6% y TAE entre el 6% y el 7%. Además, algunas entidades ofrecen préstamos a un precio bastante más barato que su préstamo general.

Otros tipos de créditos

Además de recurrir a bancos para solicitar un crédito para una empresa, también se ha optado, especialmente cuando las entidades bancarias ofrecían pocos préstamos y con malas condiciones, por recurrir a capitales privados para solicitar el dinero que se necesita. El crecimiento de los mini-créditos online también es una realidad, aunque juegan con unos tipos de intereses más elevados que los mencionados.

Frente a estos créditos rápidos, con algo de riesgo, se posicionan otras figuras que son generadas a partir de las deudas que los clientes tienen con una empresa. Son una forma de financiación más natural, en tanto en cuanto es un dinero derivado de la venta de productos o servicios por parte de nuestra corporación. Trabajos realizados, pero que, debido a la morosidad de nuestro cliente, se nos adeudan. Esta fórmula, denominada factoring, permite dejar en manos de un tercero la gestión para cobrar las facturas que están sin pagar. La empresa cobra en el momento en el que vence la factura, evitándose así desequilibrios de caja y pérdidas derivadas de la inactividad pagadora de un tercero.

 

suscribirse al blog de gedesco¿Te ha gustado el artículo? Recíbelos gratis en tu correo


Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.