Redacción Gedesco | 9 Julio 2013 | Consejos para empresas

Refuerza al equipo de trabajo gracias al team building

team buildingEspecialmente durante las dos últimas décadas se ha puesto muy de moda el concepto de team building, que podría traducirse como construcción de equipo. Esta idea se basa en la realización de actividades y eventos fuera del ámbito de trabajo para reforzar la cohesión del equipo de trabajo y que éste sea más cooperativo y fuerte. Como veremos las actividades de team building pueden ser muy variadas, pero todas deben ir enfocadas a fomentar el conocimiento, la colaboración y el trabajo en equipo.

El hecho de que los miembros del equipo se vean en un ambiente ajeno al de la oficina hace que se conozcan más y que puedan establecer la base de una relación desde un punto de vista más personal y menos profesional.

Cómo hacer un buen team building

Como hemos comentado las actividades de team building pueden ir desde un simple desayuno de equipo de manera periódica hasta un fin de semana de aventura en el campo pasando por reuniones de equipo donde se va estableciendo un feedback a propósito de la cohesión del equipo de trabajo. Prácticamente todas las empresas ya llevan a cabo algunas de estas actividades para fortalecer el grupo, aunque por tamaño, recursos u objetivos no todas pueden hacerlas igual. 

Gracias al boom de las últimas décadas han surgido empresas que se dedican a organizar eventos de team building, sobre todo basados en salidas de fin de semana. Allí proponen al equipo de trabajo de la compañía interesada una serie de actividades, que pueden ser a modo de gymkana o de aventura, para que trabajen de manera colaborativa y refuercen sus lazos.

Adapta el team building a tu equipo y establece feedbacks 

Pero no todas las compañías apuestan por esta modalidad. Otras, por motivos de tamaño, recursos o intereses, optan por otras modalidades más modestas de team building. Salir cada x tiempo a comer todos los miembros del departamento es otra manera de hacer team building. Sea cual sea la actividad elegida también es importante reservar dentro del horario de trabajo algunos minutos a la semana para hacer reuniones. 

Las reuniones ayudan a crear un feedback y a que los propios miembros del equipo de trabajo sean capaces de detectar cuáles son sus fortalezas y cuáles son sus debilidades como equipo para aprovechar unas y mejorar otras. En definitiva, merece la pena invertir en team building y gestionarlo bien para que no sea peor el remedio que la enfermedad.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.