Redacción Gedesco | 16 Abril 2014 | General

Tasa Tobin, ¿cómo nos afectará?

Tasa-Tobin-impuesto-financiero-Europa-política-fiscal-acciones

Los economistas reconocerán fácilmente el nombre de Tobin. Y es que James Tobin, aparte de ser premio Nobel de Economía en 1981, es mundialmente conocido por la tasa Tobin, un impuesto cuyo objetivo es gravar las transacciones financieras. Este nombre ha vuelto a la actualidad económica debido a la reciente aprobación del Eurogrupo de la implantación de esta tasa en algunos países de Europa.

¿En qué consiste la tasa Tobin?

Antes de abordar las posibles consecuencias que podría tener la implantación de este impuesto a las transacciones financieras, expliquemos en qué consiste. La idea es que se gravarán las operaciones de compra-venta de acciones, en concreto con un 0,10 % las transacciones de acciones y bonos y con un 0,01% las de derivados. Sin embargo, no todos los países europeos han estado de acuerdo en instaurar esta tasa en sus economías, por lo que en principio, solo la adoptarían 11 países, entre los que se incluyen Alemania, Francia, Italia o la propia España.

Tal y como ha afirmado el ministro de economía Luis de Guindos, se podría poner en marcha en unos seis meses. La finalidad principal sería aumentar la recaudación y mejorar la lucha contra los movimientos especulativos financieros.

Se trataría de un antes y un después en la política fiscal europea al tratarse de un impuesto armonizado. Y es que durante mucho tiempo, la política fiscal ha sido vista dentro de las entidades europeas como esa herramienta en la que ningún estado quería ceder soberanía.

Posibles consecuencias

Aunque una de las desventajas de este impuesto que a priori pueden identificarse sería la deslocalización del sector financiero, desde el ministerio de economía apuntan a que esta no será tal, ya que se producirá en varios países a la vez. Sin embargo, la implantación de la tasa se produciría dentro de algunos países de la zona euro, por lo que se podría pensar que las compañías dedicadas a la gestión de activos también podrían plantearse la deslocalización hacia otros países europeos que no vayan a acogerse a este impuesto o bien se encuentren en otros continentes muy  atractivos, como pueden ser América o Asia.

De hecho, el presidente de EFAMA, la Asociación Europea de Fondos y Gestión de Activos, Christian Dargnat, considera que la tasa es “injusta y poco eficaz”. Además, como suele suceder, los más afectados podrían ser los pequeños inversores, ya que los grandes tendrán la suficiente capacidad financiera para invertir en mercados extranjeros.

Aunque a nivel estatal pueda suponer un aumento de la recaudación, podría producir una reducción de las operaciones bursátiles, lo que podría afectar también a las empresas de manera directa a la hora de emitir acciones o intentar obtener inversión a través de este tipo de operaciones. Sin embargo, sus efectos reales solo podremos apreciarlos cuando realmente se comience a operar con la tasa Tobin en el mercado financiero.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.