Redacción Gedesco | 13 Junio 2014 | Consejos para empresas

¿Te imaginas implantar tu empresa en el mar?

seasteading-empresa-mar-microestados-países-desarrollados-inversores

Seguro que alguna vez, de pequeño, has pensado en cómo sería la vida en medio del mar. Pues bien, esta idea que puede parecer tan irrealizable, dentro de poco podría convertirse en realidad. Y es que con el amparo de Patri Friedman, nieto del premio nobel Milton Friedman, y Peter Thiel, fundador de eBay, la construcción de plataformas en el mar en las que vivir o implantar tu empresa, podría ser un hecho.

Bajo el apelativo de Seasteading, este proyecto tiene como objetivo la creación de microestados (o seasteads) en el mar, donde no haya ningún tipo de regulación, viviendo al margen de la jurisdicción de los estados, es decir, el famoso “laissez faire” llevado al extremo.

Las empresas, posibles interesadas

Pese a tratarse de un proyecto apoyado por algunos de los jóvenes multimillonarios con mayor influencia en Sillicon Valley , este proyecto no es algo que se pueda poner en marcha con un pequeño presupuesto precisamente, por lo que sus precursores no hacen más que moverse por todo el mundo buscando inversores.

De hecho, desde el Instituto Seasteading se insiste en las numerosas ventajas que podría tener para las empresas establecerse en estos microestados, ya que sería un centro de trabajo donde no habría impedimentos o limitaciones como las patentes, los impuestos o las regulaciones, para el desarrollo de sus actividades. Se trataría, según afirman, de un lugar creado para la investigación y el progreso.

Por otro lado, algunos ya han señalado la idea como una seria amenaza para el resto de sistemas políticos. Asimismo, al no contar con ningún tipo de regulación, podría suponer el germen para el desarrollo de determinadas actividades que en otros países serían consideradas ilegales. Todo dependerá de la buena fe de sus promotores.

Dónde implantar los seasteads

Pero, ¿querrán el resto de estados tradicionales reconocer a estos modernos estados? Es ahí donde se tendrá que llevar a cabo una ardua política diplomática, ya que con la globalización en la que vivimos se hace necesaria tener relaciones con otros estados, por mucho que se quieran evitar.

Por ello, necesitan una nación anfitriona que pueda proporcionar la autonomía política que un seastead necesita. Entre los sitios que se barajan estarían países como Costa Rica, Guatemala, Panamá, Colombia o Singapur.  Según un informe elaborado por el Instituto Seasteading, “el país ideal debe ser estable, poco corrupto, pequeño y relativamente pobre para los estándares de los países desarrollados”.

Realidad o ficción, el tiempo lo dirá, pero seguro que según vaya avanzando el proyecto, las reacciones a favor y en contra no harán más que multiplicarse. ¿Tú de qué lado estás?

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.