descontamos pagarés de esta empresa
Redacción Gedesco | 26 Junio 2014 | Casos de éxito

San Antonio Spurs, de nuevo los éxitos deportivos como modelo a imitar en la empresa

éxito-gestión-equipos-planificación-recursos-deporte-empresa-spurs

Son muchos los casos de éxitos deportivos que pueden servir de modelo para aplicar en la empresa. La tan en boga disciplina del coaching tiene precisamente ese origen, al trasladar las técnicas de dirección y gestión de equipos al mundo empresarial. El reciente triunfo de los San Antonio Spurs en las finales de la liga profesional americana de baloncesto, la famosa NBA, es el último ejemplo.

El éxito es una montaña rusa

La actividad deportiva, como la empresarial, es una carrera de fondo y una montaña rusa. De poco sirve llegar a la cima si uno no es capaz de mantenerse en ella y permanecer eternamente en la cumbre es prácticamente imposible. Por eso hay que saber gestionar el mantener la trayectoria y superar los vaivenes del camino.

Si comparamos a los Spurs con una empresa ésta sería una de las punteras de su sector. Como equipo han llegado a seis finales en los últimos quince años y han ganado cinco de ellas y siempre están entre los mejores equipos de la liga, sin embargo, y a pesar de sus éxitos, no son los que manejan el mayor presupuesto ni los que más pagan a sus jugadores, por lo que se pone de manifiesto su mérito y su gran valor, la gestión.

Por supuesto tienen una muy buena plantilla aunque no tienen a las grandes estrellas de la liga actual, sus tres mejores jugadores sobrepasan o están cerca de sobrepasar los 35 años de edad, por lo que teóricamente ya han sido mejores de lo que son ahora. Es decir, con estos recursos y si trasladamos esta situación al mundo empresarial, obtienen un resultado muy superior a las espectativas que podrían crear.

Sin embargo han sabido manejar el largo plazo y los obstáculos del día a día mejor que ningún otro competidor.

Las claves

Una de las claves de este éxito y que pueden servir para un modelo empresarial es creer en el proyecto. El año pasado llegaron a la final y perdieron contra el teóricamente favorito, que cuenta con tres de los mejores jugadores de la liga. Llegados a este punto, un equipo (empresa) veterano podría dudar de su proyecto, de sus métodos, de tener que cambiar la plantilla o su entrenador (gestor). Sin embargo no se plantearon nada de ésto, la fórmula había funcionado y sólo había que retocarla para mejorarla.

Otra clave es la gestión de los recursos. Un equipo veterano necesita dosificar el esfuerzo, igual que una empresa con medios más limitados que sus competidores, debe aplicar sus recursos (humanos y económicos) de manera más acertada.

No hay una gestión adecuada sin una planificación: fijarse objetivos (a corto y a medio plazo), diseñar estrategias para alcanzarlos, ejecutar dichas estrategias e ir corrigiendo sobre la marcha aquellos puntos que puedan desajustarse.

Por último, también es clave el funcionamiento del equipo (empresa) como un todo. Se busca siempre el bien colectivo por encima de todo, sin que ello suponga coartar la creatividad individual. Frente a un modelo más individualista de otros competidores se opta por aprovechar las virtudes de cada miembro del equipo, pero siempre buscando el beneficio de todos.

El año que viene repetirán el modelo. Veremos si volverán a estar ahí arriba, lo que es seguro es que si no lo logran estarán muy cerca.

Foto: Flickr | RMTip21

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.