Redacción Gedesco | 3 Marzo 2014

El reshoring o la vuelta a casa

deslocalización-reshoring-España

En los años precedentes a la crisis, en España y la mayor parte de los países desarrollados pudimos apreciar cómo muchas de nuestras empresas se iban al extranjero para llevar a cabo la fabricación de sus bienes y servicios, es decir, deslocalizaban su producción. Y es que en un abrir y cerrar de ojos pudimos ver cómo las etiquetas de “Made in China” o “Made in Thailand” se extendían como la espuma.

Pues bien, en la actualidad la tendencia es la contraria, la de traer de vuelta toda esa producción al país de origen, actividad que en inglés ha sido denominada como reshoring. Entre los motivos de este cambio de rumbo están el aumento de los salarios en países asiáticos como China o el incremento de los costes del transporte.

Una tendencia con gran acogida en Estados Unidos

El país americano fue uno de los que más externalizó su producción hacia países emergentes, producción que ahora está trayendo de vuelta. De hecho, en la sociedad norteamericana fluye un debate intenso sobre la conveniencia o no de seguir con la deslocalización o subirse a la ola del reshoring. Y es que muchas compañías han comenzado a darse cuenta de que la deslocalización no les sale tan rentable como creían en un principio. Ejemplo de ello es el gran General Electric, que en el 2012 trasladó su producción de lavadoras, calentadores y frigoríficos de China a una fábrica de Estados Unidos.

En este sentido, Michael Porter, archiconocido por su modelo de las cinco fuerzas, y Jan Rivkin, ambos profesores de Harvard Business School, afirmaron que muchas empresas se excedieron al realizar la deslocalización y ahora están descubriendo los costes ocultos de haber trasladado su producción lejos de casa.

El reshoring en la Unión Europea

Esta práctica también ha llegado a nuestro continente y en países de la Unión Europea como el Reino Unido también está empezando a coger fuerza, tal y como declaró David Cameron en el Foro Económico Mundial de Davos el pasado mes de enero.

De hecho, España también está comenzando a traer de vuelta algunas de nuestras industrias, sobre todo en el sector textil. Los expertos apuntan a que esta tendencia va a continuar, así que el tiempo nos sacará de dudas.

¿Te parece acertada esta nueva tendencia?

Este artículo pertenece a la categoría:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.