Redacción Gedesco | 18 Diciembre 2015 | Financiación

Repunte de la morosidad empresarial en el 3er trimestre

Repunte de la morosidad empresarial en el 3er trimestre

Las previsiones de crecimiento económico de cara a 2016 son buenas. Por primera vez desde que empezara la crisis, se prevén tasas positivas siempre que no haya imprevistos financieros y se mantenga la tendencia actual. Sin embargo, hay cosas que no cambian. La morosidad, en el tercer trimestre de 2015, ha aumentado de nuevo.

El dato lo aporta el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial, que edita CEPYME en colaboración con la Dirección General de Industria y de la Pyme. Esto significa que se ha terminado la tendencia a la baja que se venía registrando y, por tanto, acabará 2015 con una tasa superior a la prevista. En este último trimestre se ha aumentando el periodo medio de pago, y el porcentaje de crédito comercial en mora.

Concretamente el plazo de los pagos ha ascendido a los 81,4 días, y el crédito comercial se ha elevado hasta el 68,5% del total. Además, la ausencia de medidas e iniciativas de lucha contra la morosidad ha provocado que también aumente el Índice Sintético de Morosidad Empresarial (ISME), que se ha situado este trimestre en 92,6 puntos, también por encima del trimestre anterior, lo que indica la dificultad que existe para conseguir reducciones sustantivas en el medio plazo.

Morosidad, un problema determinante para la economía

“Uno de los riesgos asociados a la consolidación de la expansión económica y la mejora de las expectativas de crecimiento es que la mayor demanda y disposición de liquidez invite a las empresas a relajar la vigilancia en materia de cobros y pagos en plazo”, tal y como ha subrayado el presidente de CEPYME, Antonio Garamendi. Y es que no se pueden bajar los brazos en este asunto.

Es necesario que se establezcan medidas de lucha contra la morosidad y se cumplan. Las Administraciones Públicas deben ser las primeras en dar ejemplo y deben pagar en tiempo y forma. La asociación empresarial, junto a colectivos como los trabajadores autónomos, también ha solicitado en diversas ocasiones que se castigue a aquellos que no cumplen los plazos establecidos por la Ley, porque es la única manera de que el grave problema de la morosidad deje de ser una lacra para las empresas españolas.

La deuda comercial ha tenido un coste comercial de 1.012 millones de euros en el último trimestre de 2015, lo que supone un 0’1% del Producto Interior Bruto (PIB) de España. Al final, la morosidad es un problema a gran escala, que afecta a todo el sistema económico español.

Las empresas con más y menos retrasos en los pagos y en los cobros

Las empresas pertenecientes al sector textil son las más perjudicadas en los plazos para cobrar. Estas empresas han alcanzado los 102,5 días de demora en los plazos de cobro de sus facturas, superando en más de 40 días el plazo legal establecido. Por otro lado, las empresas mejor paradas en este sentido son las del sector de actividades de distribución alimentaria, que registraron un periodo de cobro de 67 días, tan solo 7 por encima de lo estipulado legalmente.

Curiosamente, el Boletín de Morosidad y Financiación Empresarial registra que las microempresas son las que mejor pagan. Abonan sus facturas en una media de 74,9 días, frente al plazo de 82,2 días en el que lo hace las pequeñas, y los 84,4 que han registrado las medianas empresas. Por tanto,  son las empresas más pequeñas, las más afectadas por el tema de la morosidad y la falta de liquidez, las primeras que pagan sus facturas pendientes.

Frente a este creciente problema, soluciones financieras como el factoring vuelven a adquirir valor e importancia, al permitir adelantar el cobro de las facturas no abonadas. De este modo, se mantiene el equilibrio en las cuentas, y la empresa no se ve afectada por los retrasos, puesto que la entidad financiera a la que se ceda la gestión de sus facturas será la nueva propietaria de los derechos de cobro. Si hubiera algún problema, sería esta última la que deberá reclamar la deuda. El autónomo o pyme no se verá afectado en ningún caso, y contará con liquidez al cobrar sus facturas en el momento de su emisión.

 

suscribirse al blog de gedesco¿Te ha gustado el artículo? Recíbelos gratis en tu correo


Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.