Redacción Gedesco | 15 Septiembre 2014 |

Cómo afecta la reforma fiscal a las pymes

reforma-fiscal-recaudación-IVA-impuestos-pymes-IRPF

Ya hacía mucho tiempo que se oía hablar de la necesidad de afrontar una reforma fiscal en nuestro país. Y es que una de las características de nuestro sistema fiscal es que pese a tener tipos impositivos bastante altos en comparación con otros países europeos, no tenemos una recaudación equivalente. Con un IRPF de los más altos, y un IVA y un impuesto de sociedades por encima de la media de la zona euro, estamos en los últimos puestos de ingresos recaudatorios con respecto a nuestros socios europeos. Una prueba más de que impuestos altos no van necesariamente ligados a una recaudación alta.

Pues bien, la reforma llegó y las mayores modificaciones vienen asociadas a dos de los tres impuestos que hemos citado anteriormente: el IRPF y el impuesto de sociedades.

¿Quieres saber cómo van a afectar estos cambios a las pymes y a los autónomos?

Menor número de tramos en el IRPF

Como ya adelantamos en junio, la reforma fiscal recoge una reducción de siete a cinco tramos en el Impuesto Sobre la Renta, reduciéndose el tipo impositivo general para las rentas más bajas hasta el 20% en este 2014 y hasta el 19% en el 2015.

Por otro lado, los autónomos que ganen menos de 12.000 euros al año han visto sus tipos impositivos reducidos al 15%, cambios que ya deberían apreciarse en la próxima declaración de la renta.

El impuesto de sociedades reducido permanece inalterable para las pymes

Por otro lado, como también adelantamos, la reforma fiscal incluye algunos cambios en el impuesto de sociedades. Los principales cambios que pueden afectar a las pymes son la reducción del tipo general de manera progresiva hasta llegar al 25% en el 2016. En lo que se refiere al tipo reducido de pymes, se mantiene inalterable, es decir, en el 15%.

¿Qué pasa con el IVA?

Los tipos impositivos del IVA, que también tienen influencia sobre las pequeñas y medianas empresas, han permanecido inalterables, pese a las fuertes presiones que tenía el Gobierno para que se bajara.

Y es que en este impuesto que afecta a los consumidores y cuyo recaudador son las empresas, finalmente solo se han hecho cambios en el IVA de algunos productos sanitarios que elevarán su tributación al 21%.

¿Mejorará la situación de las pymes con estos cambios? ¿Aumentará la eficiencia en la recaudación de impuestos? Poco a poco se irá viendo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.