Redacción Gedesco | 6 Octubre 2014 |

La reestructuración, la salida para muchas empresas familiares

reestructuración-empresa-familiar-relevo-generacional-fusión-tareas

Renovarse o morir, una frase que nunca ha tenido más sentido que en el panorama actual. Porque si un determinado modelo de negocio o una estrategia no funciona, ¿por qué continuar?

Y ya no se trata de que algo no funcione, sino de que en ocasiones son necesarias las reestructuraciones simplemente para mejorar la eficiencia del negocio. Asimismo, cuando se trata de empresas familiares, la reestructuración puede pasar por llevar a cabo un relevo generacional que le dé a un determinado negocio un aire más renovado. Vamos a ver con detalle las diferentes maneras de reestructurar este tipo de negocios y cómo conseguirlo para no perder dinero.

¿Cómo hacer que sea viable la reestructuración?

Antes de nada, es necesario tener en cuenta la reestructuración que necesitas. Y es que puedes llevar a cabo pequeñas reestructuraciones dentro del modelo de negocio que sean suficientes para darle a tu negocio el cambio que necesita o cambiar por completo la gestión de la empresa.

Por ejemplo, mientras que las grandes empresas cuando hablan de reestructuración suelen optar por acciones de fusión o de escisión, para los negocios familiares es más factible la externalización o internalización de ciertas tareas, como puede ser la producción de un determinado servicio o el servicio de limpieza.

Y es que no basta con tener una buena idea para el cambio, sino que es necesario saber cómo llevarla a cabo para que no esté abocada al fracaso incluso antes de ponerla en marcha.

Lo que está claro es que antes de embarcarte en cualquier acción de reestructuración es fundamental que antes realices suficientes análisis y previsiones que te permitan saber que con la reestructuración mejorará la situación. En este sentido, habrá que ver por ejemplo si sale más rentable hacer determinados cambios o si es mejor dejar la situación tal y como está.

Restructuración de los recursos humanos

La reestructuración en los negocios familiares también puede pasar por una reorganización del personal, que no necesariamente tiene que ser sinónimo de despidos. Una redistribución de las tareas puede ayudar a mejorar la eficiencia de algunas funciones y a introducir nuevas ideas que mejoren el negocio.

Asimismo, como mencionábamos anteriormente, el relevo generacional es una estrategia que ha sido el éxito de muchas empresas familiares, ya que han servido para introducir nuevas técnicas y estrategias o diferentes puntos de vista en la empresa.

¿Qué otras opciones de reestructuración crees que pueden utilizarse en las empresas familiares?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.