Redacción Gedesco | 8 Septiembre 2015 |

Qué son los biosimilares y por qué son una oportunidad

Biosimilares

Los biosimilares son medicamentos biológicos que nacen como respuesta a los originales. Podríamos decir que son copias de los originales. Su incursión en el mercado se produce cuando caduca la patente de los medicamentos originales. Normalmente, deben pasar cuatro años de la creación de un medicamento original para que los biosimilares sean aprobados y puedan entrar en el mercado.

Pongamos un ejemplo para entenderlo mejor. Una farmacéutica crea un nuevo medicamento, por ejemplo, el Ibuprofeno. Cuando lo patenta, nadie puede vender ese producto durante los cuatro años siguientes. Cuando se acaba ese periodo, otras farmacéuticas pueden comenzar a vender medicamentos genéricos, que son los biosimilares. En su mayoría, las competidoras utilizan esos cuatro años para innovar y mejorar en secreto el producto que ya está en el mercado, de manera que presentan un método más avanzado. Una versión mejorada del medicamento inicial.

¿Qué ventaja competitiva presentan los biosimilares?

Aparte de ser medicamentos con una fórmula más avanzada que los originales, el coste de los biosimilares es menor. La producción de los medicamentos originales supone una alta inversión en innovación. En este punto, se abre una nueva oportunidad de negocio para las empresas farmacéuticas que apuesten por los biosimilares, pues pueden vender un producto asentado en el mercado, mejorado y a un precio más competitivo.

La incursión de los biosimilares en el mercado puede romper la hegemonía que, hasta ahora, han tenido los originales, dentro del mercado. Ya se prevé para 2020 que los fármacos genéricos se apoderen de más de 6.000 millones de euros.

La oportunidad de abrirse camino en la industria farmacéutica con los biosimilares encuentra su revulsivo en la sanidad pública española. En ella, los biosimilares presentan una rebaja del 25% del coste del original. Solo es cuestión de tiempo que expiren las patentes de los originales para que los biosimilares se conviertan en el nuevo negocio farmacéutico. Una vez que las empresas puedan comenzar a comercializar los biosimilares, se conseguirá liberar hasta 1.500 millones de las arcas públicas, según Aeseg, la patronal del genérico.

¿Qué biosimilares han aprovechado su oportunidad de negocio?

Los medicamentos originales con mayores niveles de ventas en Europa son siete: Herceptin y Mabthera (del laboratorio suizo Roche), Remicade (de Janssen), Clexane (de Sanofi), Enbrel (de Pfizer), Lucentis (de Novartis) y Avastin (Roche). En los cuatro primeros ya ha expirado la patente, mientras que en el resto la perderán este mismo año, el próximo año y en 2019, respectivamente.

Entre los medicamentos que no cuentan ya con la patente, solo Remicade dispone de un biosimilar. Este fármaco genérico, comercializado en España por la multinacional Hospira, es un anticuerpo monoclonal dirigido a tres enfermedades concretamente: la artritis reumatoide, la colitis y la psoriasis.

El próximo biosimilar que permitirá una nueva oportunidad de negocio a las empresas farmacéuticas es el del Herceptin. Justamente este medicamento requiere entre los 300 y 500 millones de inversión para generar copias del mismo.

Si cruzamos el charco, en Estados Unidos nos encontramos con el biosimilar Zarxio, que a partir de septiembre comenzará a competir en el mercado con su original Neupogen. Su aprobación se produjo en el mes de julio por parte de la Corte Suprema.

En cuanto a los fármacos originales que más ingresos generan, destaca el antinflamatorio Humira. Durante el 2014, registró 10.740 millones de dólares gracias a las ventas generadas al laboratorio Abbvie. Probablemente sea el siguiente medicamento que cuente con un biosimilar para hacerle la competencia, pero eso no sucederá hasta 2018, cuando se acabe su patente. Entre las multinacionales que podrían invertir en el biosimilar de Humira se encontrarían hasta seis empresas, que son las que más apuestan por este nuevo negocio: Pfizer, Sandoz, Mylan, Teva, Stada o Baxalta, según informaciones publicadas en el diario económico Cinco Días.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.