Redacción Gedesco | 15 Noviembre 2015 | General

Qué es una cesión de crédito

Qué es una cesión de crédito

La cesión de crédito es uno de esos conceptos económico-jurídico que en principio parece fácil de explicar. El propio nombre indica a lo que nos estamos refiriendo. Una cesión de crédito es, como habrás supuesto, el cambio de titularidad del acreedor de un crédito. Expliquémoslo de un modo menos técnico. Juan ha solicitado un crédito al banco. El banco, en un momento determinado y por diversas causas, puede decidir que ha llegado el momento de ceder sus derechos de cobro a otra empresa o entidad financiera. De manera que Juan no tendría una deuda con el banco, sino que automáticamente (y siempre con las mismas condiciones iniciales) pasará a tener una nueva entidad a la que pagar la parte del crédito que quede por abonar.

Otro tipo de operación muy común a nivel empresarial, y que también sirve para explicar qué es una cesión de crédito, sería la siguiente. La empresa A debe dinero por un crédito concedido por la empresa B. Y la empresa B, a su vez debe dinero a la empresa C. ‘B’ puede elaborar un contrato de cesión de créditos, a través del cual puede vender sus derechos de cobro, obteniendo liquidez para afrontar el pago a la empresa C, y conseguir así saldar su deuda.

¿Se puede hacer sin avisar al deudor?

La regulación establece que no es necesario que el deudor sea notificado del cambio del titular de la deuda. Retomando el caso de Juan, si su banco llega un acuerdo con un tercero para ceder el crédito, Juan no tiene por qué ser notificado. Eso sí, en el momento en el que Juan abone la cantidad a su banco, Juan quedará eximido de la deuda, y serán las partes las que deban informarse mutuamente para notificar que la deuda ha sido saldada.

¿Y qué ocurre si Juan no paga? En una cesión de crédito, el cedente no puede hacerse responsable de la capacidad y solvencia de su deudor. Si el nuevo propietario del crédito lo desea, puede solicitar la inclusión en el contrato de cesión de crédito de una cláusula que pacte lo contrario. Pero si no hay una especificación concreta, el cedente no se hace responsable, en ningún caso, si el deudor no paga.

Sin embargo, sí tendrá que responsabilizarse en el caso de que se dude de la legitimidad del crédito. Esto viene marcado por el Artículo 348 del Código de Comercio. En él se establece claramente que “el cedente responderá de la legitimidad del crédito y de la personalidad con que hizo la cesión; pero no de la solvencia, al no mediar pacto expreso que así lo declare”. Es decir, el cedente está obligado a ceder un crédito que cumpla todos los requisitos legales y que tenga perfectamente identificados a las personalidades que forman parte del crédito en cuestión. De no ser así, la cesión no tendrá validez y debe ser reembolsada.

Cesión de crédito en tiempos de crisis

La crisis dio alas a varias operaciones de cesión de crédito, debido a la acumulación de créditos de dudoso cobro. En estos casos, el acreedor puede ceder el crédito a un nuevo titular, debido a que considere que le puede compensar. Puede no tener claro si, efectivamente, algún día va a recuperar su dinero. Este proceso ha sido muy común en época de crisis, en donde las entidades financieras han acumulado una gran cantidad de crédito con posibilidades de impago, que era transmitido a precio de ganga a fondos internacionales. En este tipo de operaciones todos salen ganando. La entidad financiera se quita de encima una serie de cargas, mientas que el fondo inversor compra deudas a un precio realmente bueno, de manera que si logra hacer efectiva una parte del crédito verá recompensada su inversión.

Otras noticias de interés

  • Ventajas de la factura electrónicaVentajas de la factura electrónica Las facturas electrónicas están ganando terreno a los procesos de facturación en papel. Uno de los principales motivos es que las facturas electrónicas permiten reducir los costes […]
  • La innovación española vuelve a niveles pre-crisisLa innovación española vuelve a niveles pre-crisis Cuando una empresa decide innovar marca una importante diferencia a favor en su carrera empresarial. En el caso de que las empresas de un país mejoren su ratio de innovación, favorecerá la […]
  • Mercado de competencia imperfecta: monopolio y oligopolioMercado de competencia imperfecta: monopolio y oligopolio Existen 2 tipos de mercados: los de competencia perfecta y los de competencia imperfecta. En este artículo nos centraremos en la competencia imperfecta, donde podemos diferenciar 2 tipos […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.