Redacción Gedesco | 31 Octubre 2015 | General

Qué es una aceleradora y cómo puede impulsar a una startup

Qué es una aceleradora y cómo puede impulsar a una startup

Una startup es una empresa de reciente creación, normalmente asociada al sector tecnológico. Entre este tipo de organizaciones y las aceleradoras se han creado sinergias que hacen que las dos partes muestren intención de colaborar. Las empresas, en sus inicios, necesitan tener clientes con cierta rapidez, pues necesitan rentabilizar cuanto antes la inversión y llegar al punto de equilibro (cuando la diferencia entre gastos e ingresos es igual o superior a cero). Las aceleradoras, por su parte, necesitan proyectos con margen de crecimiento y fácilmente escalables. Las startups, al estar asociadas al sector de las nuevas tecnologías, cumplen a la perfección con estos requisitos.

Por tanto, existen factores por los que a la aceleradora le interesa invertir en el crecimiento de una startup, y viceversa. Para la compañía de reciente creación, la generación de contactos comerciales, partners y clientes resulta fundamental.

Evolución de las aceleradoras o incubadoras

El primer término que se utilizó para definir a las actuales aceleradoras fue el de  incubadora, dentro del contexto de los negocios en el año 1959. La idea de estos primeros espacios era crear un ambiente en el que las empresas pudieran crecer y desarrollarse. Posteriormente, en 2005 Paul Graham lanzó ‘Y Combinator’ en Silicon Valley, una idea similar al primer concepto de incubadora, pero con algo diferente. Es lo que hoy llamamos aceleradora. Hace años no se escuchaba este término en ningún sitio, y, sin embargo, ahora hay más de 100 aceleradoras en España.

Estas organizaciones tienen como objetivo principal acelerar el crecimiento de una startup. Colaboran con la empresa desde el principio, casi en su etapa inicial, la ayudan en su diseño del modelo de negocio y la estrategia, además de analizar tus posibilidades de crecimiento y ayudarle en conseguir las mejores vías de financiación para el proyecto.

Así se trabaja en una aceleradora

Que una startup entre a formar parte de una aceleradora es complicado. Existen multitud de ideas con potencial para alcanzar el éxito empresarial, por lo que hay mucha competencia. Las aceleradoras, por su parte, son bastante selectivas. Sin embargo, una vez superadas las cribas, aportan un espacio de trabajo, servicios de apoyo y consultoría, formación, mentoring, y otra serie de herramientas y soluciones. También influyen en sus oportunidades para conseguir financiación, poniéndoles en contacto con potenciales inversores como business angels, capital riesgo, etc.

Las aceleradoras, por su parte, financian en lo que se conoce como fase ‘pre-semilla’, que consiste en el intercambio de acciones con la startup. De esta manera consiguen que, con una pequeña inversión, se pueda iniciar la actividad.

Utilidad de una aceleradora para una startup

Una aceleradora puede ser la clave para que una startup sea exitosa. La posibilidad de contar con un espacio donde trabajar, un mentor que asesore en el proyecto, además de formarse para poder crecer y desarrollarse como empresa, es, sin duda, una oportunidad de oro para las empresas que empiezan. El informe “Business Accelerators, The Evolution of a Rapidly Growing Industry“, señala tres causas por las que los emprendedores eligen un programa de aceleración: la calidad de los mentores, la marca o la reputación del programa y las oportunidades de realizar networking.

Efectivamente, una aceleradora es una red de estas tres figuras, básicas para crear un negocio viable y exitoso. Por ello, cada vez hay más demanda de startups para acceder a programas de aceleración, donde podrán desarrollar su idea, encontrar inversores que aporten capital a su negocio, y conectar con otros emprendedores o empresas con los que hacer negocios.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.