Redacción Gedesco | 13 Julio 2015 | Consejos para empresas

Qué es “Confianza del consumidor” y cómo afecta a las empresas

Qué es "Confianza del consumidor" y cómo afecta a las empresas

No hace falta ser un lince para darnos cuenta de que el principal objetivo de una empresa es vender. Existen multitud de factores internos y externos que influyen en las ventas de una organización. Uno de ellos es la falta de concordancia entre la oferta y la demanda, aunque existen índices que nos pueden ayudar a prever qué nivel de consumo habrá en España en los próximos meses. Uno de ellos sería el Indicador de Confianza de los Consumidores (ICC).

Mediante una encuesta mensual, el ICC nos da pistas sobre cuáles son las intenciones de gasto de los consumidores, tras preguntarles telefónicamente su percepción actual de la economía del país, y las expectativas respecto a su futuro en términos económicos. Una serie de cuestiones que son planteadas desde el CIS, que es el Centro de Investigaciones Sociológicas.

¿Cuál fue la confianza del consumidor durante el mes de junio?

La confianza del consumidor se situó en el mes de junio en los 101,4 puntos. 1,7 puntos menos respecto al mes anterior. Unos datos que ponen de manifiesto que en los próximos meses podría haber una bajada del consumo por parte de los ciudadanos.

La bajada del Indicador de Confianza de los Consumidores se ha producido después de tres meses consecutivos de ascensos de este indicador, llegando incluso en el mes de mayo a alcanzar el máximo nivel con 103,1 puntos. Esta reducción de la confianza del consumidor pone en alerta a las empresas que esperaban aumentar las ventas durante los meses de verano. A pesar de ello, el índice de confianza todavía supera los 100 puntos, sumando así su cuarto mes consecutivo por encima de esta cifra. Es decir, las perspectivas de consumo han disminuido, aunque se mantienen dentro de unos buenos niveles.

Por qué baja el Indicador de Confianza de los Consumidores

Básicamente, este índice se basa en resultados de una encuesta realizada a ciudadanos. De manera que la razón por la que cae este dato es, simple y llanamente, porque los ciudadanos creen que la economía general, y la de su bolsillo en particular, no será mejor próximamente.

Más concretamente, los ciudadanos encuestados consideran que la economía general y el empleo no serán positivos para ellos. Son los dos parámetros que más han caído en la encuesta. Por el contrario, se muestran más confiados en que mejore la economía de sus hogares.

A pesar de todo, si comparamos los resultados de la encuesta con la misma fecha del año pasado, encontramos una clara mejoría en la confianza de los consumidores. La valoración del mercado de trabajo es hoy 18 puntos mayor que la evaluación que se realizaba del mismo en junio de 2014. Algo similar ocurre con las expectativas en los hogares, que son 14 puntos mejores que las que había hace exactamente un año.

Percepciones sobre los cambios en la situación económica actual de España

El ICC recoge que el 31,1% de los encuestados piensa que la situación económica actual de España ha empeorado en comparación con hace seis meses frente al 26,8% que indica que esta situación ha mejorado. Pero el dato más llamativo sobre el índice de confianza del consumidor recae en el hecho de que el 39,8% de los encuestados afirma que no se aprecia ningún cambio en la economía del país. Mientras el 28,5% no espera que se produzca ninguna mejora ni empeoramiento en los próximos seis meses.

Respecto a la búsqueda de trabajo, el 11,7% concluye que actualmente hay más personas en paro que hace seis meses mientras que el 32,2% considera que la situación de España para encontrar un trabajo ha empeorado. Asimismo, el 24,6% piensa que la situación de empleo será peor en los próximos seis meses frente al 38,2% que sigue teniendo confianza en la mejora del empleo en España.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.