Redacción Gedesco | 23 Diciembre 2014 |

Cumple con la ley de protección de datos

Proteger datos en la empresa

A nuestro alrededor existen muchos activos intangibles pero que sin embargo pueden tener mucho valor, por lo que hay que cuidar su tratamiento. En este sentido, como ya planteamos en otro artículo, la información puede tener mucho valor y cuando se trata de datos de personas físicas hay que ser especialmente cuidadosos.

Al tener una empresa es posible que periódicamente, e incluso a diario, tengas que recopilar datos personales de tus clientes o proveedores, por lo que hoy te decimos lo que debes tener en cuenta para no vulnerar la Ley de Protección de Datos.

Qué tener en cuenta

Antes de nada, hay que recalcar que debes cumplir esta ley si tienes datos de carácter personal de personas físicas. ¿Qué quiere esto decir? Que por ejemplo, los datos de tus proveedores o de tus acreedores, si son personas jurídicas, no estarán sujetos a esta ley. Sin embargo, si algún proveedor es autónomo, los datos que tengas sobre él sí que estarán sujetos a esta legislación, ya que se considera una persona física.

Una vez aclarado este punto, ¿qué se considera dato personal? Pues tan sencillo como cualquier dato que permita identificar a una persona determinada, ya sea un email, la edad, la fecha de nacimiento, el DNI o algún dato bancario.

A la hora de recopilar datos para tu empresa, si se trata de personas físicas debes tener cuidado con los datos que pides, no debes pedir una radiografía completa de la persona a la que solicitas los datos a no ser que realmente la necesitas. Y es que la ley recoge que los datos que recopiles deberán corresponderse con la actividad de tu empresa y deberán utilizarse para los objetivos que se establezcan desde un primer momento.

Aunque existen varias maneras de recabar la información, una de las más utilizadas es el formulario, que puede ser de venta o de inscripción, por ejemplo. Si utilizas este mecanismo para recopilar datos personales deberás dejar claro en algún lugar del formulario que esos datos se van a guardar en un fichero, quién es el propietario de ese fichero y para qué se recogen esos datos. Asimismo, siempre que recopiles algún dato de carácter general, tendrá que haber un consentimiento expreso de la persona afectada.

Posibles infracciones y sanciones

No conviene tomar todas estas consideraciones a la ligera, ya que la infracción de esta ley puede acarrear, en función de la gravedad, multas de entre 900 y 600.000 euros.

Algunas infracciones podrían ser no incluir el consentimiento de la persona afectada a la hora de recopilar los datos o la cesión de datos personales sin contar con los permisos necesarios. Por ello, conviene que revises bien cómo gestionar los datos personales en tu empresa y compruebes que cumples con todo lo dispuesto en la Ley de Protección de Datos, puede ahorrarte un buen susto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.