Redacción Gedesco | 22 Julio 2013 | Economía para todos

Productos de ahorro para la jubilación: Características y diferencias

A la hora de que una persona quiera completar su pensión de jubilación haciendo aportaciones a un sistema privado hay varias opciones. Las dos principales son los planes de ahorro para la jubilación y los planes de pensiones, que tienen características e, incluso, un tratamiento fiscal diferentes.

Los planes de ahorro para la jubilación son seguros de vida que además de cubrir un riesgo de fallecimiento y, en ocasiones, invalidez, destinan una parte de la prima pagada al ahorro. No están exclusivamente diseñados para que capital acumulado se cobre una vez jubilado, sino que puede cobrarse en cualquier momento.

El propio producto tiene unas condiciones que se pactan e antemano, intereses que produce el ahorro, comisiones y gastos y condiciones en las que se puede solicitar el cobro anticipado, total o parcial, del capital. Fiscalmente las aportaciones no se pueden desgravar y a la hora de cobrar las cantidades acumuladas se tributa, exclusivamente, por las plusvalías que se obtenga.

Un caso particular de los anteriores son los Planes Individuales de Ahorro Sistemático. Este producto constituye una renta vitalicia, que llegados a la edad de jubilación se percibe como una renta mensual. La cuantía de la renta es conocida de antemano y dependerá del capital acumulado. Fiscalmente están exentos todos los rendimientos que se hayan generado desde el pago de la primera prima hasta el inicio del cobro de la renta vitalicia asegurada teniendo en cuenta que la renta vitalicia podrá percibirse una vez que hayan transcurrido 10 años desde el pago de la primera prima.

Los planes de pensiones son instrumentos de inversión colectiva que permiten ahorrar para disponer de un capital o una renta en el momento de la jubilación. Las aportaciones se incorporan a un fondo de pensiones que no tienen una rentabilidad mínima garantizada, pudiendo solicitar el partícipe el traspaso del capital acumulado a otro fondo de diferentes características.

Ese capital no puede cobrarse antes de la jubilación, aunque hay varios casos en los que se permita el cobro anticipado: en caso de fallecimiento del partícipe, siendo los beneficiarios designados los que cobren el capital acumulado; en caso de enfermedad grave; por invalidez y si se estuviera en una situación de desempleo de larga duración.

Fiscalmente, las aportaciones son deducibles de la base imponible del IRPF, con un límite anual de 10.000 euros o el 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas, para los mayores de 50 años el porcentaje será del 50%. El contribuyente cuyo cónyuge no obtenga rentas del trabajo o de actividades económicas o que éstas sean de cuantía inferior a 8.000 euros anuales podrá reducir en la base imponible las aportaciones realizadas a planes de pensiones de los que sea participe dicho cónyuge, con el límite máximo de 2.000 euros anuales.

A la hora de cobrar el capital acumulado, si se cobra en forma de capital se aplica una reducción del 40 % al importe que corresponda a las aportaciones y los rendimientos acumulados a 31 de diciembre de 2006. El resto de las cantidades no tienen reducción y integrarán en el impuesto como rendimientos de trabajo. Si se cobra en forma de renta no se aplica reducción alguna y se integrará en el impuesto las rentas cobradas en cada ejercicio.

Hay un producto mixto con respecto a los anteriores. Los PPAs, Planes de Previsión Asegurados, son planes de ahorro que tienen algunas características de los planes de pensiones. Se constituye como un seguro de vida con aportaciones de capital para la jubilación y con un interés mínimo garantizado, pero no se pueden cobrar anticipadadmente y la fiscalidad es igual a la de los planes de pensiones. Tambiés es posible hacer traspasos de un PPA a otro.

Otras noticias de interés

  • Opciones para invertir: renta fija y renta variableOpciones para invertir: renta fija y renta variable A la hora de plantearse una inversión financiera hay diversos productos standard a los que podemos recurrir: depósitos, fondos de inversión, letras, pagarés, acciones, ... Más allá de […]
  • Cómo funciona la inversión en bolsaCómo funciona la inversión en bolsa A pesar de que la crisis actual ha significado que muchos pequeños inversores hayan abandonado la inversión en bolsa, hasta hace pocos años era muy habitual destinar parte de los […]
  • Comunidad de bienes: Qué es y ventajasComunidad de bienes: Qué es y ventajas Existen multitud de fórmulas para constituir una empresa. Una de estas fórmulas es la comunidad de bienes que tiene como principal característica la multipropiedad de la corporación […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.