La crisis del coronavirus está congelando la actividad económica de sectores como el de la hostelería o el turismo. Sin embargo, hay algunos sectores como el de la distribución, la logística, las farmacéuticas, el sector químico, limpieza o industria alimentaria; que están reforzando sus plantillas para hacer frente al repunte de demanda que están experimentando.  

Según la Asociación de Empresarios de la Limpieza de la Comunidad de Madrid (Aelma) el trabajo de las empresas de limpieza ha aumentado un 10% con el objetivo de extremar la limpieza y desinfección en zonas de riesgo como colegios, hospitales, residencias, supermercados…

La industria farmacéutica también está incrementando su actividad, buscando tratamientos eficaces para hacer frente a la epidemia y tratando de proveer de medicamentos a todos aquellos que lo necesiten.

Las empresas de logística están reforzando sus plantillas incorporando a nuevos trabajadores, para poder hacer frente al incremento de la demanda online de productos, siempre dando prioridad a los productos básicos que la población pueda necesitar en estos momentos de confinamiento.

Ante el miedo de la población por el desabastecimiento tras el confinamiento, el sector alimentario registra ventas por encima del 20% y multiplica su producción. 

A pesar de que hay sectores que no han paralizado su actividad sino que la han incrementado por el aumento de la demanda, muchas empresas ya sufren hoy problemas de liquidez.

Según estimaciones realizadas por PIMEC, Patronal de la Pequeña y Mediana Empresa de Cataluña, el 18% de las pymes en Cataluña está sufriendo tensiones de tesorería; ya que son sectores donde las empresas no cobran al contado. 

Ante esta situación, Gedesco, pone a disposición de las empresas un fondo de 700 millones de €uros, para reducir el impacto que esta crisis está provocando en el funcionamiento de la mayoría de los negocios.

Con este fondo, Gedesco quiere promover líneas de financiación, que faciliten a las empresas hacer frente a las tensiones de caja que están sufriendo, por no contar con la liquidez necesaria.