Redacción Gedesco | 10 Octubre 2012 | Consejos para empresas

Primeros pasos para montar una empresa – Parte II

¿Te perdiste la primera parte de “Primeros pasos para montar una empresa”? Haz click

El segundo aspecto que deberíamos cubrir es “cómo” nos protegemos ante posibles copias, tanto de nuestra idea como de el nombre que hayamos escogido. Si es una idea relacionada con Internet o el mundo del software en general, básicamente hay muy poco que podamos hacer para registrarla, ya que las patentes de software en Europa están prohibidas.

Si es un invento físico probablemente sí que podremos patentarlo, aunque mi recomendación es siempre tirar adelante y no perder tiempo (¡al principio!) para presentarlo en sociedad, y en ese momento pensar en patentarlo. Al fin y al cabo, si realmente lo hemos inventado nosotros, nadie podrá patentarlo en tan poco tiempo como los que lo han creado (hay que presentar bastante documentación). El objetivo final es evitar la parálisis por análisis.

Lo que sí que deberíamos tener en cuenta es validar que el nombre que hayamos escogido no solamente esté libre con su respectivo dominio, sino también que no sea una marca registrada. Para esto simplemente debemos centrar en la Oficina Española de Patentes y Marcas y buscar en el registro el nombre que hayamos escogido. En caso de que haya un nombre igual registrado en las clases que tienen algo que ver con nuestro sector (por ejemplo las clases 42 y 38 tienen que ver con Internet y el mundo de la informática), sintiéndolo mucho, tendremos que buscar otro nombre porque, aunque el dominio estuviera disponible, sería muy difícil ganar un juicio en el caso de que el propietario de la marca nos denunciase. En cambio, si tenemos el dominio en primer lugar pero nos olvidamos de registrar la marca y alguien la registra, no nos van a poder quitar el dominio (aunque nos podemos encontrar con problemas con la publicidad que queramos hacer de nuestro producto fuera de la propia página web).

En caso de tener algo de tiempo y un mínimo capital para invertir en protegernos lo que sí podría ser recomendable sería registrar la marca (registrar una marca directamente sin intermediarios no suele costar más de 200 € que se pagan una vez cada 10 años), cosa que se puede hacer desde la propia web de la Oficina Española de Patentes y Marcas.

Más allá de una forma jurídica y un dominio/marca realmente no hay mucho más que, para empezar, podamos o debamos necesitar.

Algo que conviene recordar en todo momento es que todo esto no son trámites necesarios y no tienen mayor importancia. Hay algunos emprendedores que, sin tener una buena idea de proyecto, montan una empresa y registran algunas marcas para poder decir que ya son empresarios. Lo importante es la calidad de la idea y pensar que la gente la va a usar.

En resumen, es mejor tener una idea de negocio y no disponer de empresa ni dominio, que tener toda la parte legal perfectamente cubierta y que nos falte algo tan simple como una buena idea.

Otras noticias de interés

Un comentario en “Primeros pasos para montar una empresa – Parte II

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.