Redacción Gedesco | 31 Marzo 2014 |

La prima de riesgo como indicador de la economía

prima-riesgo-economía-financiación-alternativa

Ya os hablamos en este blog de qué es la prima de riesgo. ¿Os acordáis cuando todos estábamos pendientes de su evolución a través de los medios? Y es que teníamos grabado a fuego que de ella dependía que España cayera definitivamente por el precipicio o todavía hubiera un halo de esperanza. Pues bien, hoy la prima de riesgo se sitúa por debajo de los 200 puntos, muy lejos de los 610 que alcanzamos en 2012. ¿Ello significa que hemos salido del agujero?

Cómo se consiguió reducir la prima de riesgo

Fue en julio del 2012 cuando la prima de riesgo española comenzó a bajar desde ese techo que fueron los 610 puntos. ¿A qué se debió ese cambio? A la confianza que reportó que la Unión Europea afirmara que iba a conceder un rescate financiero para la banca española. Rescate que fue aprobado una vez que el gobierno español anunciara un recorte presupuestario de 65.000 millones de euros, el mayor de toda la etapa democrática.  De este modo, vemos cómo un dato como es la prima de riesgo puede cambiar la evolución y la percepción de un país.

Las empresas también sufrieron el impacto de este progresivo aumento de la prima de riesgo, ya que el escenario de inestabilidad en el que se movía la deuda pública y el sector bancario no ayudó en nada a que las firmas se pudieran financiar a través de mecanismos bancarios.

Sin embargo, esta situación, también ayudó a que se confiara más en otras formas de financiación igualmente válidas y, en ocasiones, con más ventajas que el típico crédito de un banco, como el factoring (www.gedesco.es/factoring) o el renting.

¿Es un indicador real del estado de una economía?

Durante años ha sido el indicador al que todos miraban para saber si realmente la economía española se estaba recuperando. Sin embargo, hay que mirar las cosas con perspectiva. ¿Qué significa esto? Que si bien es cierto que los niveles de la prima de riesgo ya quedan muy lejos de los del 2012, eso no significa que la economía esté saneada.

A fin de cuentas, la prima de riesgo lo que pone de manifiesto es la dificultad de un país para financiarse con respecto a otro, que en nuestro caso es Alemania. Pero hay otros indicadores que también pueden ser reveladores del estado de una economía o de su sociedad,  como la deuda en porcentaje del PIB, que en 2013 fue de casi el 94 %, una tasa de paro por encima del 25 % en nuestro país o la dificultad de financiación de las empresas, motor de la economía. En este último aspecto, queremos manifestar una vez más que, afortunadamente, ir al banco no es la única opción para obtener liquidez, existen una gran cantidad de mecanismos de financiación alternativa a la banca.

Es importante mirar todos los indicadores en su conjunto y no poner el foco de atención solo en uno de ellos dependiendo de la época que atraviese el país, hay que trabajar por mejorar todos y cada uno de ellos. Tampoco hay que quitar la importancia a que la prima de riesgo se haya estabilizado, simplemente recalcar que es una parte de un todo. Un todo que es la economía en su conjunto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.