Redacción Gedesco | 11 Agosto 2016

Préstamos para inversión ¿cuándo y por qué utilizarlos?

¿Cómo pueden las empresas salir de la crisis y obtener beneficios?
España es el país que más ha recortado en I+D de toda Europa. Según datos del informe que realiza cada año la Confederación de Sociedades Científicas de España (COSCE), los recursos destinados a la investigación y el desarrollo han caído en España un 34,69% entre los años 2009 y 2013. Sin embargo, países más desarrollados y sólidos económicamente, como Alemania y Reino Unido, han aumentado esa inversión en I+D más de un 18%  y un 1,83%, respectivamente en el mismo periodo.

Invertir en I+D para salir reforzado de la crisis

La inversión en investigación y desarrollo es vital para salir de la crisis. Aunque puede resultar contradictorio invertir en tiempos difíciles, el I+D es la puerta de la creación de nuevos empleos y del aumento del poder adquisitivo de un país (en el medio y largo plazo).

Invertir en investigación y desarrollo es progreso, y el progreso es riqueza. Un proyecto basado en la investigación e I+D, es un proyecto lento. Requiere tiempo y, a su vez, necesita recursos humanos y económicos para poder llevarse a cabo. Sin embargo, un buen proyecto de I+D+i es un garantía de seguridad de que la empresa será sólida y competitiva en el futuro, siempre y cuando esté bien focalizado.

Si una empresa decide invertir en I+D, pero no dispone de los recursos suficientes, puede recurrir a los préstamos para inversión. Esto préstamos son un tipo de financiación destinada a empresas con proyectos innovadores. Se trata de una solución eficaz para poder desarrollar y favorecer el crecimiento de una empresa. No es necesario acudir a una entidad bancaria, sino que existen otro tipo de entidades financieras que ofrecen préstamos orientados exclusivamente a la inversión en I+D, con el objetivo de ayudar a que estas empresas puedan innovar e invertir en nuevos proyectos que favorezcan el desarrollo y crecimiento futuro de la compañía.

Si una empresa tiene un proyecto interesante que desarrollar, pero necesita financiación, los préstamos para empresas son rápidos y sencillos, y no se necesitan grandes trámites ni excesiva documentación.

Compatibles con otra financiación: no suman CIRBE

Además, los préstamos para inversión no suman CIRBE. Es decir, no suman riesgo bancario. Esto es muy importante, ya que las entidades no encontrarán barreras o riesgos añadidos cuando una corporación (que ya tiene un préstamo para inversión), les solicite un crédito.

Por tanto, las empresas que invierten en I+D, no tiene por qué renunciar a otro tipo de financiación para abrir nuevos nichos de mercado o sectores, sino que pueden compatibilizar varias opciones. Al final, es una forma de optimizar los recursos financieros, manteniendo abiertas diferentes vías compatibles que ayudan a realizar esfuerzos en diferentes direcciones. Esto, en definitiva, facilita el éxito a una corporación.

Otro punto crítico de aplicación en un préstamo para la inversión es la adquisición o renovación de maquinaria o instalaciones que sean importantes para mejorar la producción. Es un tipo de inversión más común y relevante en empresas del sector industrial que pueden recurrir a este modelo de financiación sin necesidad de añadir CIRBE.

Financiación para cualquier tipo de empresa

Los préstamos de inversión, por tanto, son una solución perfecta para aquellas empresas que estén interesadas en invertir en investigación y desarrollo o en nueva maquinaria para impulsar el negocio.

El objetivo final es fomentar el I+D+i en las compañías españolas. Es necesario que las empresas de nuestro país apuesten por la innovación, pongan en marcha proyectos interesantes y competitivos, de manera que se conviertan en empresas punteras en sus respectivos ámbitos, y no sólo a nivel nacional.

Este artículo pertenece a la categoría: