Montar una franquicia es una de las opciones a la hora de emprender, este modelo de emprendimiento se caracteriza por que las inversiones de capital que suelen requerirse son bastante elevadas.

La cuestión es que nuestra experiencia financiando empresas nos da una perspectiva de lo que es iniciar un negocio de este tipo desde el principio y es por esto que hoy te traemos este post en el que puedes informarte sobre cuáles son los mejores préstamos para franquicias, sobre las características de los préstamos para este tipo de negocios y sobre cuáles son las decisiones más acertadas que puedes tomar estando en esta tesitura.

¿Te interesa?, ¿Estás pensando en montar una franquicia y no sabes por dónde empezar? Desde Gedesco te contamos cómo puedes hacerlo y sobre qué tipo de recursos puedes apoyarte.

Presta atención y toma las mejores decisiones para tu negocio y para tu futuro.

Factores en base a los que elegir los mejores préstamos para franquicias

Lo primero que debes saber antes de aventurarte a tomar ninguna decisión que condicione el futuro de tu franquicia es que el tipo de préstamo por el que te decidas debe basarse en una serie de factores que lo conviertan en el idóneo para tu situación concreta.

Estos factores de las que hablamos deben ser las siguientes y deben cumplirse todas de manera simultánea:

  1. Debes atender cuidadosamente a tu presupuesto. De hecho, todas las decisiones que tomes en lo referente a la financiación de tu franquicia deben presumirse asequibles teniendo en cuenta el presupuesto que corresponde al proyecto y el tuyo propio. Así, nunca debes endeudarte por encima de las cifras de tu presupuesto ni aceptar intereses más altos que las previsiones de ingresos que tengas.
  2. También hay que prestar especial atención al tiempo que ha de transcurrir entre la inversión y la rentabilidad. Esto significa que teniendo en cuenta el tiempo estimado hasta la rentabilidad derivada de tu negocio de franquicia, deberás calcular un presupuesto que pueda soportar dicho intervalo de realización de grandes inversiones.
  3. Por último, pero no menos importante, debes prestar especial atención a tu patrimonio neto; ya que en base al mismo te concederán o no el préstamo que solicites. Este factor está estrechamente relacionado con el presupuesto, ya que cuanta mayor liquidez tengas, mayor será tu presupuesto y más oportunidades de éxito tendrá tu inversión en el modelo de franquicia.

Los mejores tipos de préstamos para franquicias

Una vez hayas prestado la atención que merecen estos tres factores, es el momento de escoger entre los mejores préstamos para un negocio de franquicia.

La realidad es que los mejores tipos de préstamos para franquicias son los siguientes:

  1. Créditos para franquicias. Esta es la opción ideal para la casuística determinada que barajamos. Sin embargo, aunque este tipo de financiación está especialmente pensada para negocios de franquicias, la verdad es que requiere de una burocracia considerable de plazos y periodos de tiempo bastante extendidos. Con lo cual, solo te recomendamos que optes por este tipo de crédito en el caso de que no tengas prisa y de que quieras cumplir con los procedimientos de la manera especialmente establecida en los manuales.
  2. Leasing. Esta opción es la más recomendada a la hora de hacerte con maquinaria o con instrumentos de precio elevado que sean necesarios para el ejercicio de tu actividad profesional. Este tipo de financiación se basa en que comienzas por alquilar la maquinaria para terminar comprándola más tarde en base a un derecho creado por las aportaciones periódicas de dinero realizadas en el pasado. Creemos que no puede faltar el leasing en ningún tipo de negocio y lo cierto es que es una verdadera pena que no pueda procederse a este tipo de financiación en relación con otros bienes o con la totalidad de la franquicia.