Redacción Gedesco | 29 Junio 2015 | Financiación

Préstamo participativo: precauciones con este modelo de financiación

Préstamo participativo: precauciones con este modelo de financiación

Préstamo participativo: precauciones con este modelo de financiación

Para acometer ciertas mejoras e implementaciones en una empresa es necesario contar con financiación. Para crecer hay que invertir, y a pesar de que una empresa sea perfectamente rentable, en ocasiones puede encontrarse en la necesidad de solicitar financiación. Puede no contar con liquidez para acometer mejoras que le ayudarán a ser más competitivo. Analizamos el préstamo participativo como una de esas fórmulas de financiación a tener en cuenta, entrando en detalle sobre las precauciones a tener en cuenta si estás valorando este tipo de financiación.

Préstamo participativo: qué es

El préstamo participativo es un instrumento financiero que suele ir dirigido a las empresas que acaban de iniciar su actividad empresarial. Un préstamo participativo es una fuente de financiación en la que tanto la empresa como la entidad financiera obtienen beneficios económicos, ya que el prestamista dispone de una remuneración ordinaria a través de intereses y de una remuneración dependiente de los beneficios conseguidos por la empresa a quién financia. De esta forma, ambas partes consiguen beneficios económicos, lo que ayuda a que las entidades financieras estén más abiertas a conceder el préstamo participativo. Y también más implicadas, puesto que si a la empresa financiada le va bien, el banco recuperará su inversión antes y con un mayor retorno del capital invertido.

Aunque, antes de valorar la financiación en préstamos participativo, la empresa debe tener en cuenta todas las variables, puesto que, como todo en esta vida, también tiene sus inconvenientes, desventajas y precauciones a la hora de formar parte de este modelo de financiación:

  • Las empresas no saben cuál es el coste real que obtendrán del préstamo participativo, ya que dependerá de la evolución de los resultados cosechados por la empresa.
  • Las empresas que comiencen a experimentar resultados empresarios positivos, deberán pagar un tipo de interés más alto que con otros métodos de financiación.
  • La entidad financiera que concede el préstamo participativo suele obligar a la empresa que lo solicita a dotar anualmente de una reserva.

Características de los préstamos participativos

  • Los préstamos participativos son una fuente de financiación a largo plazo, entre los cinco y diez años.
  • La entidad financiera que concede el préstamo participativo cobra un interés variable del acuerdo que dependerá de la evolución de la actividad de la empresa. La evolución puede ser medida en función del beneficito neto, el volumen de negocio o el patrimonio total de la empresa.
  • La entidad prestamista y la empresa prestataria pueden acordar, de forma opcional, un interés fijo que no dependerá de la evolución de la actividad de la empresa.
  • La entidad financiera del préstamos participativo y la empresa que lo solicitan pueden acordar una cláusula de penalización por amortización anticipada del capital, que debe ser compensada por la empresa para que la ampliación sea de igual cuantía que sus propios fondos.

Préstamo participativo: los intereses

Uno de los aspectos diferenciales del préstamo participativo es la existencia de varios intereses fijos y variables. El primero de ellos es independiente de los resultados de la actividad de la empresa. La partida variable dependerá del beneficio neto obtenido y el volumen de negocio, que se une a cualquier otro aspecto pactado por ambas partes.

Ambos intereses son deducibles a efectos de la base imponible del Impuesto de Sociedades de la empresa que solicita el préstamo participativo. Desde el punto de vista contable, los préstamos participativos figuran en el pasivo de la empresa prestataria, en sus deudas a largo y corto plazo, pero no aparece ninguna referencia específica al respecto en al Plan General de Contabilidad.

Otras noticias de interés

  • Cómo recuperar el IVA de facturas impagadasCómo recuperar el IVA de facturas impagadas En el momento en el que se emita una factura es obligado abonar el IVA, incluso en aquellos casos en los que la factura no se haya cobrado. Gracias a herramientas como el factoring las […]
  • Fuentes de financiación a corto plazoFuentes de financiación a corto plazo Todas las empresas necesitan financiación para poner en marcha un negocio e impulsar las ventas, ya que el nivel de impago de facturas en España es muy alto. Existen diferentes […]
  • Ventajas para las empresas de un préstamo amortizableVentajas para las empresas de un préstamo amortizable Los préstamos amortizables o de inversión permiten a las empresas disponer de liquidez de forma inmediata para hacer crecer su negocio ya sea renovando la maquinaria, iniciando un proceso […]

2 comentarios en “Préstamo participativo: precauciones con este modelo de financiación

  • 14 Julio, 2015 at 2:11 pm
    Permalink

    Buenos días,

    De la lectura de su artículo y del RDL 7/1996, me surgen las siguientes dudas:

    ¿Cada una de las amortizaciones periódicas del préstamo requieren una compensación de igual cuantía, por parte de la empresa prestataria, en sus fondos propios?

    Y en cualquier caso, ¿si el préstamo participativo se amortiza, digamos, trimestralmente, esto significará igualmente que cada trimestre que pase el préstamo computará menos (en cantidad igual a la cuota trimestral) a efectos del patrimonio neto de la prestataria?

    Muchas gracias.

    Reply
  • 20 Enero, 2017 at 11:31 am
    Permalink

    Si una empresa que ha obtenido un préstamo participativo, después de intentarlo decide cerrar, la deuda contraida a través de dicho préstamo quien la soporta, la empresa?, el empresario con sus bienes personales?

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.