Redacción Gedesco | 2 Julio 2016

Qué es la prescripción de impuestos y cuándo se da

Qué es la prescripción de impuestos y cuándo se da

La prescripción de impuestos es una cuestión que puede favorecer a una empresa que haya cometido alguna irregularidad, intencionada o no, en el ámbito fiscal. Al igual que ocurre con otros delitos o faltas, el impago de una determinada tasa que debería haber sido abonada, también puede prescribir. Dicho de otro modo, existe un plazo legal por el que, si no se le ha reclamado a la empresa el pago de la deuda generada por la falta de pago, ya no podrá ser exigida por la Administración.

El asunto es importante, si tenemos en cuenta que el impago (sea cual sea la causa) de un impuesto frente a Hacienda u otro tipo de organismo público, acumula importantes intereses, de manera que si una empresa lleva tres años sin pagar un impuesto determinado, no sólo se verá obligado a abonar la deuda en sí, sino también los intereses derivados, que dependiendo del impuesto y de las circunstancias pueden ser realmente elevados. En estos casos, que una deuda por impuestos prescriba puede resultar un gran alivio para la corporación, razón por la que explicamos a continuación qué es exactamente esta prescripción de impuestos y cómo funciona.

Qué es exactamente lo que prescribe

Si nos ponemos algo más técnicos y con un lenguaje algo más legal, lo que prescribe es el derecho que tiene la Administración que emite el impuesto de exigir el pago referente a la deuda tributaria generada. Es decir, el periodo impositivo prescrito no podrá inspeccionarse, de manera que la deuda no deberá ser liquidada.

Ojo porque hasta ahora hemos presentado la prescripción de impuestos como un alivio para las empresas. Sin embargo también puede convertirse en una mala noticia para ellas. Imaginemos que la Administración ha ejecutado de forma errónea el cálculo de una determinada tasa. O la Justicia dictamina que un impuesto no debería de haberse cobrado a una corporación, por las razones legales que procedan o según marque la jurisprudencia. En estos casos, la empresa puede solicitar el reembolso de la cantidad que ha abonado en exceso, pero no puede hacerlo indefinidamente. El plazo de prescripción de impuestos también es aplicable en esta dirección, y las empresas deben tenerlo en cuenta.

Cuál es el plazo general de prescripción

Con este punto entramos en un apartado más complejo de lo que parece. Como norma general, la prescripción de impuestos tiene lugar en cuatro años. El problema es que, dependiendo de la situación, este plazo se iniciará en un momento o en otro. Según un documento publicado por Quatro Consultores, existen diversas situaciones que debemos tener en cuenta, para determinar con exactitud la fecha.

Si se están planteando sanciones en torno a una infracción, el periodo de cuatro años comenzará a contar a partir del momento en el que se cometiera dicha infracción. Por el contrario, si se trata de devoluciones que deba realizar la Administración a una empresa, el plazo contará desde el día siguiente en que finalizara el plazo de solicitud.

Si hablamos de ingresos indebidos, el plazo contará a partir del momento en el que se realizó el ingreso. Sin embargo, si se debe a una autoliquidación, se contará a partir del fin del periodo voluntario de pago. Si el ingreso indebido viene dictaminado por una sentencia o norma administrativa, los cuatro años empezarán a contar a partir del momento en que éstas fueran firmes. Si se trata del pago de una liquidación o autoliquidación, se empezará a contar desde el día siguiente al final del periodo voluntario de abono.

Este artículo pertenece a la categoría:

Un comentario en “Qué es la prescripción de impuestos y cuándo se da

    .
  • 9 Junio, 2017 at 12:27 am

    el pago por limpieza publica, es considerado como tributo? y si puede prescribir.

  • .

Comments are closed.