Redacción Gedesco | 6 Julio 2015 | Economía para todos

Por qué es bueno que suban los precios

Por qué es bueno que suban los precios

Por primera vez en los últimos 11 meses, los precios de los productos en España han subido. Así lo ha confirmado el Índice de Precios de Consumo (IPC) después de analizar esta variante en el mes de junio. De esta forma, se pone fin a una caída progresiva de la inflación iniciada en julio del 2014. La inflación subyacente continúa en niveles moderados aunque con la subida de los precios en junio estos niveles comienzan a ser positivos. Todo este argot y lenguaje que se utiliza en los medios económicos tiene una traducción sobre la realidad de las empresas, autónomos y ciudadanía, que vamos a intentar explicar a continuación.

El último dato positivo del IPC, antes de que se diese en este mes de junio, fue en junio de 2014 cuando el IPC subió un 0,1%. Once meses consecutivos en los que el IPC ha registrado caídas dando lugar al periodo más largo de descenso de los precios de los productos en España desde que comenzase la serie historia del Instituto Nacional de Estadística (INE) en 1961. ¿Qué ocurriría en un largo periodo de caída de precios? Cuando bajan más de dos semestres los precios se corre el riesgo de entrar en deflación. Esta corriente no sería positiva, porque implicaría que no hay consumo en una determinada zona, lo que repercute en que los comercios se ven obligados a bajar precios, con el objetivo de reactivar el consumo. Sin embargo, el consumidor, consciente de ello, sigue esperando a que bajen aún más. Si no hay ventas, se producen despidos, con lo que el consumo se estanca aún más y se puede entrar en una espiral peligrosa.

Afortunadamente, este no será el caso de España, donde los precios en junio de 2015 han vuelto a registrar subidas del 0,1% respecto al mismo mes del año anterior gracias a tres sectores en concreto: la electricidad, los alimentos y las bebidas no alcohólicas.

Esta subida de los precios ha ocasionado el regreso de la inflación que los expertos valoran como un aspecto positivo para España. No obstante, esta mejora no es suficiente para que en 2015 los precios lleguen al 0% o lo aumenten ya que, según apunta la coordinadora del Servicio de Estudios del Instituto de Estudios Económicos (IEE), Almudena Semur, la tasa media anual se situará en torno al -0,3%. A finales de año, sí se espera que la tasa interanual de los precios de los productos españoles sea positiva, ayudando a la regeneración de la economía española.

Ventajas de la subida de los precios

  • Existe una subida de los precios de los alimentos y la energía. Aunque, en términos generales, es un aumento moderado. Esto genera que se mejoren los índices de competitividad de España, sin que se incrementen en exceso los precios de los servicios y productos.
  • La subida de la inflación es un signo de mejora en termino microeconómicos.
  • La variación anual del IPC Armonizado (IPCA) – índice que evalúa la evolución de los precios mediante el mismo método en todos los países de la zona Euro- se ha situado en junio en el 0%, lo que da más valor a los mencionados datos de España

Aspectos negativos de la pequeña subida de los precios

Si profundizamos en el análisis de la evolución de precios en otros sectores, nos encontramos con algún aspecto negativo, por ejemplo:

  • El consumo de los productos con precios más elevados no se da en el pequeño comercio, lo que significa que este sector vital para la economía sigue sin entrar en una clara fase de recuperación y crecimiento.
  • El aumento existe, aunque es mínimo. La tendencia al alza se deberá corroborar en los próximos meses.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.