Redacción Gedesco | 8 Septiembre 2014 | Consejos para empresas

Haz frente a la crisis y pon en marcha tu franquicia

crisis-franquicia-emprender-negocio-éxito-inversión-formación

¿Estás pensando en abrir un negocio? ¿Andas escaso de ideas? Muchos han estado antes en tu situación y finalmente han optado por la franquicia como forma de emprender un negocio que, en teoría, tiene mayores garantías de éxito al ya haber sido probado. ¿Quieres saber cuáles son los pasos a seguir para convertirte en franquiciado?

Antes de elegir la franquicia

En primer lugar, deberás elegir el sector en el que quieres adquirir este modelo de negocio. Lo ideal es que se trate de una actividad sobre la que ya tengas algo de idea o por la que realmente estés interesado.

Pero a la hora de elegir tu franquicia, obviamente, debes tener presente la liquidez de la que dispones y hasta qué nivel puedes afrontar la inversión que te supondrá emprender tu nuevo negocio. Para conseguir liquidez, además de acudir a fuentes de financiación alternativa, puedes optar por emprender una franquicia con más socios que hagan su aportación al capital.

Una vez que ya tienes más o menos claras todas las opciones que te parecen más interesantes y viables para tu situación personal, el empujón definitivo que te lleve a decantarte por una u otra opción puede ser hablar directamente con algunos franquiciados del comercio que te interese. Y es que debes tener en cuenta que aunque el franquiciador te lo ponga todo de color de rosa, es el franquiciado el que te puede ofrecer la información más objetiva de cómo marcha ese negocio.

Por último, antes de firmar nada, debes tener en cuenta que un contrato con una franquicia puede llegar a ser realmente complejo y estar lleno de recovecos, por lo que será fundamental que cuentes en todo momento con alguien que te asesore y que te explique todo el contrato con detalle, hay que leer hasta la letra más pequeña.

Una vez que ya se ha elegido la franquicia

Ya tienes tu franquicia, ¿y ahora qué? Prepara tu negocio y tu personal. Por un lado, para la búsqueda de un establecimiento adecuado, aparte de valorar si tiene el espacio suficiente para albergar la franquicia que vas a adquirir, deberás valorar si está en una zona o en un barrio en el que tenga sentido establecer una empresa de esas características. Por otro lado, ofréceles  la formación necesaria a los trabajadores para que puedan afrontar cualquier situación.

¡Implícate en el día a día de tu negocio! La implicación es una de las claves del éxito de una franquicia, porque solo de este modo serás capaz de saber de primera mano cuáles son las necesidades y las debilidades de tu negocio.

Y por supuesto, la decoración y la estética deben transmitir la imagen de marca de la franquicia, ya que si no, además de perder el valor añadido que te da esa imagen de marca, podrías tener problemas por incumplimiento del contrato.

Ahora ponte manos a la obra y ¡busca tu franquicia!

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.