Redacción Gedesco | 25 Agosto 2015 | Factoring

Perú aprueba una Ley específica para impulsar el factoring

Perú aprueba una Ley específica para impulsar el factoring

Perú se enfrenta a un problema similar al que hemos vivido en España recientemente: la falta de financiación. La crisis bancaria española derivó en mayores limitaciones a la concesión de crédito por parte de las tradicionales entidades financieras. La consecuencia positiva es que han nacido otros canales de financiación alternativos, que han eliminado ese alto grado de dependencia que tenían las pequeñas y medianas empresas sobre los préstamos bancarias.

En Perú se está promoviendo e impulsando fórmulas como el factoring a través de leyes específicas que favorezcan su desarrollo. La intención de la nueva normativa es reducir la mencionada dependencia de la banca, para conseguir financiación para los proyectos empresariales. Si no existe este flujo de crédito, venga de los bancos o de otras entidades, las inversiones de las organizaciones empresariales se ven limitadas, al no contar con liquidez para afrontar los gastos derivados de la exportación, la apertura de una nueva línea de negocio o inversiones productivas en i+d, por poner algunos ejemplos.

Impulso del factoring en Perú

Según los expertos, la aprobación de esta medida permitirá a las empresas peruanas adquirir un mayor valor internacional. Con el factoring, las empresas disponen de una nueva vía de financiación que les permite conseguir liquidez.

La nueva Ley de Factoring va dirigida, principalmente, a las Mipymes, que es el nombre con el que se conocen en Perú a las micro, pequeñas y medianas empresas. Representan prácticamente el 99% del tejido empresarial del país, de ahí la importancia de asegurar fórmulas de financiación para este colectivo empresarial.

Para que las empresas comiencen a beneficiarse de la Ley de Factoring, solo queda que el Ejecutivo emita el reglamento respectivo. Antes de la puesta en marcha, el Gobierno ya calcula que hasta 933 Mipymes podrán adherirse a la Ley de Factoring para conseguir financiación que les permita aumentar su presencia a nivel nacional y desarrollar su actividad en mejores condiciones. Así lo ha estimado el Ministro de Producción, Piero Ghezzi, quien también ha anunciado que las transacciones comerciales llegarán a alcanzar los 2.500 millones de euros durante los próximos 5 años.

Mejoras que incorpora la Ley de Factoring para las empresas peruanas

  • La Ley de Factoring permite la relación comercial de las Mipymes con las grandes empresas.
  • Los plazos de pago de las facturas generadas en la transacción se sitúan entre los 30 y 90 días, con lo que el factoring mitigaría este impacto negativo de la economía peruana. España cuenta también con unos retrasos en los pagos similares.
  • Con la Ley de Factoring las empresas pueden transferir las facturas a una entidad de factoring, desde el primer momento en que tengan constancia de la entrega de la misma al cliente.
  • En comparación con la norma anterior, las empresas no tendrán que esperar 8 días para transferir la facturar y obtener liquidez.

Beneficios de las empresas con la Ley de Factoring

  • La Ley de Factoring se presenta como una vía de financiación para las Mipymes con escasos recursos económicos.
  • Las empresas obtienen liquidez de forma prácticamente inmediata, debido a que ceden las facturas a una entidad de factoring, la cual puede adelantar el cobro de las mismas a las empresas solicitantes.
  • Las empresas no se verán envueltas en situaciones de endeudamiento, gracias a la obtención de capital de forma anticipada.
  • Las Mipymes pueden reducir costes de financiación con la Ley de Factoring. Esta medida ya ha dado resultados en otros países donde las empresas llegaron a reducir hasta el 50% de sus costes.
  • Las micro, pequeñas y medianas empresas mejorarán su productividad.
  • Las empresas ganan credibilidad y confianza respecto a sus clientes.
  • El factoring tendrá efectos aún más positivos en aquellas empresas que realizan ventas al crédito –más de 30 días-.
  • Se verán beneficiadas, en mayor medida, las empresas con sistemas de transferencias de facturas electrónicas o cheques como vía de pago.
  • Las empresas que utilicen el sistema de factoring conseguirán créditos, que son los que cederán a la entidad de factoring. Este hecho les otorgará mayor competitividad en el mercado.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.