Redacción Gedesco | 10 Abril 2016 | Financiación

¿Cuánto tarda la Administración Pública en pagar a los autónomos?

¿Cuánto tarda la Administración Pública en pagar a los autónomos?

Las Administraciones Públicas continúan retrasándose en los pagos a los profesionales autónomos y empresas. En el último trimestre ha aumentado el periodo medio de pago a los autónomos en tres días, hasta situarse en 86 días. Así se recoge en el último informe sobre morosidad realizado por el Observatorio del Trabajo Autónomo de ATA.

El sector público continúa aumentando su periodo medio de pago. En concreto ha aumentando un 3,6% si lo comparamos con el último trimestre. Por su parte, las empresas del sector privado se han mantenido estables en el último trimestre. En concreto, el periodo medio de pago se ha reducido en un día desde el último trimestre, de manera que de los 85 días ha pasado a los 84 días de media.

La ley establece que el periodo máximo que debe tardar una empresa pública en abonar sus facturas es de 30 días, mientras que una privada tiene el límite en 60 días. Esto pone de manifiesto que ambas se exceden de los límites establecidos e infringen la ley, aunque las Administraciones públicas casi triplican lo estipulado en la normativa, mientras que el sector privado se excede en 24 días de lo legal. También es importante destacar que las pequeñas empresas, con menos de 50 trabajadores y los profesionales autónomos son los que antes hacen frente a sus facturas, y, por el contrario, las empresas con más de 50 trabajadores en plantilla, se retrasan más en sus pagos.

Las Administraciones de las Comunidades Autónomas son las que más infringen la ley de morosidad, ya que tardan entre cuatro y cinco meses en pagar a sus proveedores. Las Administraciones de Extremadura, con 165 días de media, son las que más se demoran en pagar sus facturas. Le siguen las de la Región de Murcia, con un periodo medio de pago de 134 días. Y Aragón e Islas Baleares, con 130 y 124 días de media, respectivamente, ocupan el tercer y cuarto puesto.

Medidas para acabar con la morosidad

En informe de ATA pone de manifiesto que la morosidad continúa siendo un lastre para los profesionales autónomos y las empresas en España. Para poder continuar con la actividad empresarial, y que la morosidad no suponga el cierre de una empresa, se deben poner en marcha una serie de acciones o medidas.

Una de las mejores soluciones para que un autónomo o empresa no tenga que preocuparse por el retraso de los pagos es recurrir a un instrumento de financiación en el que no tenga que endeudarse aún más. Es el caso del factoring. Una empresa forma un contrato con una entidad financiera para cederle los derechos de cobro, de manera que la entidad se ocupa de adelantar el dinero de las facturas, y gestionar el pago directamente con los clientes deudores. De esta forma, la empresa se ahorra la gestión, y cuenta con el dinero que le corresponde en tiempo y forma.

Otra medida que se puede adoptar sería por parte de las Administraciones o entidades deudoras, para que una entidad se encargue de abonar lo que deben a los proveedores, para estar al día en sus cuentas, y no retrasarse en los pagos. Estamos hablando del confirming. En algunos Ayuntamientos están empezando a utilizarlo, con el objetivo de mantenerse al día en los pagos y que los proveedores cobren a tiempo.

Desde ATA también proponen una serie de medidas que acaben con la morosidad, como la creación de un cuerpo de inspección específico, que se establezca un recargo del 20% a las empresas que superen los plazos establecidos, además de un régimen sancionador para las empresas que incumplan la norma reiteradamente, habilitar un buzón anónimo para denunciar a las empresas o Administraciones que estén incumpliendo la ley y que la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) asuma esta competencia.

 

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.