Javier M Garcia | 18 Junio 2013 | Consejos para empresas

La paciencia es la madre del éxito empresarial

La paciencia es la madre del éxito empresarialEs incontestable esa máxima que dice que la paciencia es la madre de la ciencia. Aplicada al mundo empresarial podemos afirmar que la paciencia también puede ser la madre del éxito de un proyecto. Saber esperar, no desesperarse en situaciones adversas y sobre todo no dejar de remar aunque la tormenta venga de cara son fórmulas que pueden establecer los pilares del triunfo.

También es cierto que la paciencia tiene un límite y no siempre es fácil reconocerlo y actuar en consecuencia. Cuando hemos luchado mucho por un proyecto que no sale adelante a pesar de los esfuerzos, es hora de admitir que la paciencia no ha dado sus frutos. Pero también es fundamental hacer un diagnóstico de cuál es la causa de que las cosas no estén yendo como esperábamos.

La paciencia no está de moda en las grandes empresas

Pero en general ser paciente es un buen consejo en casi todos los aspectos de la vida. Hay que decir, no obstante, que la paciencia es un concepto que se puede aplicar a las pequeñas y medianas empresas, pero que cada vez tiene menor cabida en las grandes. Esto provoca una enorme paradoja. Las grandes compañías poseen más recursos para sobrevivir en momentos de malos resultados y, sin embargo, como deben rendir cuentas a inversores o accionistas normalmente no se pueden permitir demasiados lujos para ser pacientes.

En las empresas más pequeñas no se dispone de ese colchón para afrontar situaciones de pérdidas prolongadas y, sin embargo, si sus responsables creen en lo que están haciendo y confían en que la coyuntura remontará pueden ser más pacientes.

No olvides que la paciencia tiene un límite

El punto de partida para ser paciente respecto a un proyecto empresarial es tener una buena planificación previa. A veces las cosas no salen como habíamos previsto en el plan de negocio y el análisis de los riesgos ha pasado por alto algunos factores importantes. En ese caso es imprescindible identificar las causas de que las cosas no estén yendo como deberían y saber si se puede enderezar el rumbo. Si los riesgos se escapan a nuestro control, habrá que calmarse y esperar pacientemente a que se arreglen pronto.

¿Cuánto debe durar la paciencia de un empresario? Nunca es fácil admitir una derrota. Hemos esperado, hemos aguantado y lo hemos dado todo para sacar adelante un proyecto que se hunde. Es un mal trago, pero si tenemos la conciencia tranquila de que hemos hecho todo lo que estaba en nuestras manos sólo queda mirar al futuro. El mundo sigue girando.

Otras noticias de interés

  • Las apps más útiles para tu pymeLas apps más útiles para tu pyme El mundo de las apps no solo nos puede servir en nuestra vida privada para reservar un avión, controlar nuestros gastos, jugar al juego de moda o editar las fotografías que hicimos en […]
  • Consejos para elegir el mejor nombre para una empresaConsejos para elegir el mejor nombre para una empresa El momento de dar un nombre a la empresa es algo que nos acompañará para el resto de nuestra vida, si todo sale según lo planeado. Por eso, es imprescindible pensar bien sobre ello y […]
  • Esa moda extrañaEsa moda extraña Hay modas que van y vienen y parece ser que, cuanto más pequeños somos, más nos cambian la vida. Hace 15 años (y 40 también) el yo-yo y la peonza; luego el Tamagotchi, el Digimon; antes […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.