En el siglo que nos ha tocado vivir a muchos de nosotros, los descubrimientos tecnológicos se van llevando a cabo uno después de otro, de forma constante y cada vez menos espaciada en el tiempo. El punto de la innovación y la tecnología llega a ser tan alto y frecuente, que lo que hoy nos llama la atención, el día de mañana pasa a ser algo totalmente normal y corriente. En este artículo, hablaremos sobre el origen y la evolución de las Fintechs. Un tema que, sin duda, está relacionado directamente con la tecnología.

Haremos referencia a la historia de estas industrias que incluyen las actividades tecnológicas en su día a día para obtener más y mejores beneficios. Conocerás cómo nacieron y el impacto que han tenido en nuestros tiempos a continuación, continúa leyendo.

Breve explicación de las Fintechs

Por si aún no te familiarizas con este término, cuando hablamos de ‘Fintech’, nos referimos a todas aquellas actividades que, fruto del avance y desarrollo tecnológico, dan lugar a nuevos servicios financieros, algo con un enfoque totalmente original. Las compañías Fintech trabajan y de desempeñan en una gran variedad de campos dentro del sector financiero.

Su punto fuerte radica en que han sabido aprovechar aquellos nichos del mercado que habían sido olvidados por la banca tradicional. Sus logros más importantes los han sabido alcanzar gracias a su agilidad, flexibilidad, y gran capacidad para adaptarse a las necesidades de cada cliente en cuestión.

Origen y evolución de las Fintechs: Nacimiento

Justo en esta era ya se podía comenzar a hablar de globalización financiera. Todo comenzó con tecnologías como el Telégrafo, así como los barcos a vapor y los ferrocarriles permitieron, por primera vez, una rápida y continua transmisión de información de frontera a frontera. En el año 1918, los bancos de la Reserva Federal de los Estados Unidos, incorporaron el sistema Fedwire. De esta manera, dejaron de procesar las transferencias interbancarias de forma física (con efectivo y oro) y comenzaron a procesar los fondos mediante un sistema basado en el uso del código morse y el telégrafo.

En la década de los 50’s fue que se desarrolló el siguiente hito que cambiaría por completo el sistema financiero: la creación de las tarjetas de crédito. Unos años antes, en 1914, Wester Union había creado una tarjeta que ofrecía un trato preferente y una línea de crédito sin cargos a sus clientes más distinguidos. Este sistema fue replicado por diversas empresas, las cuales solo les permitían tener validez dentro de sus propios establecimientos. La idea de la tarjeta de crédito nació en 1949, cuando el director de Hamilton Credit Corporation, Frank McNamara, olvidó llevar su cartera a un restaurante.

Tuvo que vivir un momento bochornoso llamando a su esposa para que le llevase dinero para pagar la cuenta. Ese fue el estímulo que necesitó para pensar en este sistema de pago personal y seguro. Con una sola tarjeta, todos los ciudadanos podían pagar en diversos establecimientos. A dicha tarjeta se le llamó Diners Club.

Fintech 2.0: En constante evolución

En el período del 1967 al 2008 se marca un cambio que va desde lo analógico hacia lo digital; este cambio estuvo liderado por financieras tradicionales. En dicho período hubo el lanzamiento de la primera calculadora a mano y el primer cajero automático instalado por un banco. Hubo varias tendencias muy significativas, las cuales tomaron forma a principios de la década de 1970, como lo fue el establecimiento de NASDAQ, la primera bolsa de valores digital a nivel mundial, lo cual marcó el comienzo de cómo se desempeñan los mercados financieros en el presente.

En el año 1973 se estableció SWIFT (acrónimo de Sociedad de telecomunicaciones Financieras Interbancarias Mundiales) y hasta la fecha actual, es el primer y más utilizado protocolo de comunicación entre grandes instituciones financiera. Gracias a ella, se agiliza el gran volumen de pagos transfronterizos. La década de los 80’s fue testigo del surgimiento de las computadoras centrales bancarias y el mundo se sumergió en la banca en línea. Dicha banca tuvo auge en la década de los 90’s con los modelos comerciales de internet y el comercio electrónico.

A principios del siglo XXI, los procesos internos de los bancos, también las interacciones con personas externas y clientes minoristas se habían digitalizado en su totalidad. Esta era termina con la popular Crisis Financiera Global que hubo en el año 2008.

Las Fintechs en la actualidad

En resumidas cuentas, dentro del ‘fintech’ se engloban todas aquellas empresas que hacen uso de sus diferentes recursos económicos con la intención de hallar nuevos y exclusivos servicios financieros, optimizar la calidad de los existentes y, a su vez, conseguir disminuir los gastos en los negocios.

Actualmente, se trata más que todo de empresas emergentes. Se han originado un cambio en la mentalidad desde la perspectiva del cliente minorista, en cuanto a quién tiene los recursos y la legitimidad para poder ofrecer servicios financieros. Si bien es muy complicado definir dónde y cómo comenzó toda esta tendencia, es posible decir que la Crisis Financiera Global de 2008, representó un punto de inflexión y catalizó el crecimiento de lo que hoy día es la era Fintech 3.0.

Desde el año 2008, una alineación de las condiciones del mercado dio su apoyo a la aparición de agentes de mercado innovadores dentro de la industria de los servicios financieros. Entre estos factores se encontraban: escrutinio regulatorio, percepción pública, condiciones económicas y demanda política… Sin duda alguna, el origen y evolución de las Fintechs son algo que nos ha cambiado la vida a todos a raíz de la transformación financiera. Actualmente, podemos gozar de más libertades económicas y facilidades de pago, que, sin todos estos cambios, muy difícilmente hubiéramos tenido. Estas son ventajas que únicamente se consiguen mediante la tecnología.