Redacción Gedesco | 9 Julio 2014 |

Las vacaciones a gusto de todos, ¡también en la empresa!

vacaciones-empresas-productividad-verano-trabajo

Ya está aquí el verano y con él las vacaciones para una gran parte de los españoles. Y es que parece que en cuanto vemos los primeros rayos de sol ya estamos pensando a dónde nos vamos de ir de vacaciones y todos queremos hacerlo aprovechando el calorcito de los meses de julio, agosto y septiembre. Pero claro, si trabajamos en una empresa y todos queremos cogernos las vacaciones en las mismas fechas puede surgir un conflicto, porque si disminuyen considerablemente los trabajadores durante unas fechas concretas, puede que disminuya la productividad del negocio y que la actividad empresarial no funcione como debería.

Aunque algunas entidades y empresas optan por cerrar en el mes de agosto, obligando a sus empleados a cogerse este mes, es posible que esta decisión no le interese a algunos trabajadores. Por ello, hoy vamos a ofreceros una serie de consejos para que a la hora de organizar las vacaciones de los trabajadores todo el mundo se las pueda coger cuando desea sin tener que disminuir la productividad de las empresas.

Qué dice la ley

En la ley de Procedimiento Laboral no hay nada que explicite cómo deben repartirse las vacaciones aunque sí refleja que en caso de conflicto serán los juzgados los que tengan la última palabra. De hecho, por regla general, en estos casos los jueces suelen establecer que el trabajador puede seleccionar la mitad de las vacaciones y la empresa la otra mitad.

Hablando se entiende la gente

Sin embargo, recurrir a los tribunales debe ser la última de las opciones, ya que debemos considerar que se trata de una situación tensa que, una vez resuelta, podría empeorar el clima de trabajo.

En primer lugar, hay que realizar un calendario y establecer el número máximo de personas que pueden cogerse vacaciones a la vez en un departamento determinado. Hay que tener en cuenta que mientras que algunos puestos se pueden cubrir con trabajadores temporales, para otros es necesario tener una experiencia previa dentro de la empresa y no resulta tan fácil cubrir ese puesto con una persona externa.

Si da la casualidad que hay unas fechas concretas que demasiada gente suele coger, una buena estrategia es establecer turnos de elección que vayan en función de la antigüedad o que vaya corriendo de un año a otro.

Fija este calendario con la suficiente antelación para que dé tiempo a organizar el período de vacaciones y a cubrir todos los puestos de trabajo de manera eficiente.

Pero como siempre en estos casos, lo ideal es que sean los mismos trabajadores los que se pongan de acuerdo para que todos puedan tener sus ansiadas vacaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.