Cuando la incertidumbre se instaura alrededor de una empresa es necesario pensar y buscar soluciones que la protejan más que nunca. Realizar una buena gestión de caja será clave para la supervivencia de cualquier empresa.

¿Qué es el Cash Flow de una empresa?

El Cash Flow o flujo de caja es un concepto financiero que hace referencia al flujo de entradas y salidas de efectivo de una empresa. Para conocer el Cash Flow de una empresa tendríamos que ver cuál es la diferencia entre los cobros y los pagos. El Cash Flow de una empresa nos dice cuales son sus posibilidades financieras, conociendo esto sabremos si tendremos suficiente liquidez para hacer frente a los pagos.

¿Cómo podemos optimizar nuestro flujo de caja?

Lo primordial es asegurar que el dinero que entra en mi empresa es mayor al que sale, realizando un seguimiento continuo de las necesidades de tesorería.

Cobrar cuanto antes, parece obvio, pero es así, actualmente las empresas están aceptando a sus clientes plazos de pago superiores a 60 días. Con estos plazos de cobro, posiblemente las empresas vean comprometidos sus flujos de caja, pues seguramente el dinero que salga de nuestra tesorería sea mayor a lo que entre.

Factoring

El anticipo de facturas es un mecanismo ideal para regular el Cash Flow de una empresa. Usando el Factoring, el cliente podrá cobrar en algunos casos hasta en el mismo día en el que emita la factura, no necesitará esperar al vencimiento de la factura.

Con el Factoring de Gedesco además el cliente podrá conocer el coste de la operación sin compromiso y anticipar la factura de forma totalmente online y en dos sencillos pasos mediante la plataforma de Mercado de Facturas.

Permite además a las empresas no sumar CIRBE y obtener cobertura frente a impagados con el Factoring sin recurso.

Confirming

Además del Factoring, un producto financiero que nos puede ayudar a realizar una buena gestión de caja es el Confirming. Mediante el Confirming nuestros proveedores podrán adelantar las facturas que les emitamos sin consumir riesgo bancario y también con seguridad ante impagados en caso de que se opte por el Confirming sin recurso.

Mediante el Confiming reforzamos además de nuestro flujo de caja nuestra relación con los proveedores, pues les ofrecemos ahora que lo necesitan una interesante herramienta de financiación.

Controla tus gastos

Otra manera de optimizar el activo circulante de mi empresa es controlar los gastos, ver cuáles son imprescindibles y cuáles no. Deberemos de prescindir de todos aquellos gastos que no me ayudan a hacer crecer mi negocio.

Control de Stock

Revisar que no tengamos más stock del que necesitamos, de esta forma no estaremos inmovilizando recursos de nuestra empresa.

La gestión óptima del flujo de caja se ha convertido en una variable imprescindible siempre, pero en la actual situación puede que sea aún más necesaria que nunca.