Redacción Gedesco | 2 Octubre 2014 |

Obligaciones contables para autónomos y sociedades

autónomos-sociedades-contabilidad-gastos-inversión-registro-mercantil-facturas

La normativa fiscal establece una serie de obligaciones que tienen que ver con la necesidad de controlar los ingresos y los gastos de un negocio. Las obligaciones contables son diferentes en función de que dicho negocio se realice como autónomo (empresario individual) o como sociedad.

Obligaciones de las sociedades

La legislación obliga a las sociedades mercantiles a llevar una contabilidad normalizada y sujeta al Plan General Contable. En ésta deben registrarse todos los movimientos económicos y reflejar la imagen fiel de la empresa en todo momento.

De esos datos contables se extrae la información necesaria para la presentación de los impuestos: IVA, Impuesto de Sociedades, etc. Hay que tener en cuenta que en determinados casos esa liquidación de impuestos puede requerir la aplicación de determinados ajustes ya que no siempre el resultado contable ha de corresponderse con el fiscal.

Además las sociedades deben presentar ante el Registro Mercantil los libros contables y las cuentas anuales de cada ejercicio. Este registro es público y cualquier persona puede solicitar información al respecto acudiendo al mismo.

Obligaciones de los autónomos

Las obligaciones contables de los autónomos son menos estrictas que en las sociedades. La normativa obliga sólo a llevar un libro de facturas emitidas (ingresos), un libro de facturas recibidas (gastos) y un libro de bienes de inversión (en el que figuran los elementos de inmobilizado).

No se exige llevar un registro de cobros y pagos (excepto en el caso de estar acogido al criterio de caja del IVA), tampoco se obliga a llevar un control de las cuentas bancarias que se utilizan para el negocio, algo que la contabilidad oficial si requiere.

Los autónomos tampoco están obligados a hacer públicas sus cuentas, por tanto no han de presentarlas ante el Registro Mercantil, excepto en los casos de los autónomos de responsabilidad limitada, que sí están sujetos a esta obligación.

Foto: Flickr | Rodrigo Cartagena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.