Redacción Gedesco | 21 Marzo 2014 |

Cómo van a afectar las nuevas medidas económicas a las empresas

pymes-contratación-impuestos-tarifaplana-reformas-financiaciónVivimos en una época de reformas. En la educación, la sanidad, la economía… Para bien o para mal, desde que estallara la crisis se han puesto en marcha diferentes reformas en diferentes ámbitos de la economía encaminadas a paliar su efecto en nuestro país.

Aunque en este tema siempre va a haber personas a favor y personas en contra, nosotros nos vamos a centrar simplemente en qué consisten estas reformas que el Gobierno planea llevar a cabo y cómo puede afectar a la vida diaria de las empresas.

Impuestos e incentivos a la contratación

Una de las propuestas más comentadas ha sido la llamada tarifa plana de cotización de 100 euros, que consiste que consiste en que durante los primeros 24 meses solo se pagarán 100 euros por las cotizaciones de nuevos contratos de trabajo indefinidos.  El objetivo fundamental es favorecer la contratación de larga duración como mecanismo para evitar la alta tasa de paro que se sitúa por encima del 25 %.

Por otro lado, en materia fiscal, aquellos contribuyentes que cobren menos de 12.000 euros al año no tendrán que pagar IRPF.

Tal y como afirma el Gobierno, ambas medidas supondrían una reducción sustancial de los costes asociados a un trabajador, por lo que las empresas tendrían mayores incentivos a aumentar la contratación. Aunque también es importante recalcar que en materia fiscal, los ajustes no suelen notarse en el corto plazo.

Fomentar la financiación de las pymes

A fin de cuentas, como ya hemos comentado en anteriores posts, las empresas son el motor de la economía y, junto al paro, la crisis de liquidez es uno de los mayores problemas actuales en este ámbito. Por ello, el Gobierno ya ha puesto en marcha una batería de medidas encaminadas exclusivamente a facilitar la financiación de las empresas y fortalecer los créditos no bancarios. Podemos destacar el cambio del régimen jurídico de entidades financieras especializadas en servicios como el factoring (https://www.gedesco.es/factoring) y el leasing, por el que se orientarán totalmente como una alternativa a la financiación bancaria y centrada en empresas.

Asimismo, se ha comenzado a regular una práctica como el crowdfunding, tan habitual en otros países como Estados Unidos. Las medidas puestas en marcha en este sentido se establecen ciertas limitaciones monetarias, con un máximo de 3000 euros para el inversor que apuesta por un determinado proyecto, un límite de 1 millón de euros del total de cada proyecto y someterse a un control del Banco de España y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

¿Crees que estas medidas conseguirán lo que se proponen?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.