La Proposición de Ley para reformar la Ley de Autónomos tiene como objetivo crear un sistema más justo para los autónomos españoles. Consiste en reducir las cargas administrativas, fomentar el emprendimiento, mejorar la conciliación entre la vida laboral y familiar, así como equilibrar los beneficios sociales de los autónomos con los trabajadores por cuenta propia.

Propuestas y medidas por partido

Estas son las propuestas que se han realizado para la nueva Ley de Autónomos:

1. Modulación de las multas por retraso: Se suavizan las multas por retrasos en el pago de las cuotas de Autónomos. Para ello se modula el recargo desde un 3% hasta el 20% que ahora se aplica por cualquier retraso.

Los plazos y multas que se establecen son los siguientes:

a. Recargo del 3% de la deuda, si se hace frente al pago de las cuotas debidas dentro del primer mes tras el vencimiento del plazo reglamentario.

b. Recargo del 5% de la deuda, si se abonan las cuotas dentro del segundo mes.

c. Recargo del 10% de la deuda, si el pago se realiza dentro del tercer mes.

d. Recargo del 20% de la deuda, si se paga a partir del tercer mes desde que venció el plazo.

2. Modificación del régimen de altas y bajas: Se modifica el sistema de altas y bajas en la Seguridad Social. De esta forma la cuota correspondiente al mes en que se produzcan tanto las altas iniciales como las bajas se computarán desde el día en que se produzcan. Esto quiere decir que no se pagará el mes completo, sino solo el periodo que se encuentre entre el alta y la baja.

3. Ampliación de la tarifa plana: La tarifa plana de 50€ se amplía desde los 6 meses actuales hasta los 12 meses para los nuevos autónomos o los autónomos que no se hayan dado de alta en los últimos 5 años. De la misma forma, se extiende también 12 meses el resto de bonificaciones previstas para el fomento del trabajo autónomo.

4. Mejoras en la conciliación familiar: Bonificación del 100% de la cuota para los trabajadores autónomos durante los periodos de descanso por maternidad, adopción, acogimiento, paternidad, riesgo durante el embarazo o riesgo durante la lactancia natural sin necesidad de contratar a un trabajador sustituto.

5. Mayor claridad en la deducción de gastos: Se permite deducir los gastos relacionados con los vehículos que se utilicen parcialmente en la actividad profesional del autónomo. Así como los suministros de agua y electricidad de profesionales que realicen su actividad económica en su propia casa. Estos gastos serán deducibles en el IRPF en los mismos términos y condiciones que se establecen para el IVA. Es decir, podrá deducir la parte proporcional que utiliza en su actividad laboral.

Base mínima en 2019

En 2019 el gobierno ha aprobado el aumento del 1,25% de la base mínima de cotización de autónomos junto a un tipo de cotización del 30% que incluye nuevas coberturas sociales. De esta forma la base mínima de cotización pasa de los 932,70€ a 944, 40€. Estos incrementos dejan una subida de casi 5€ mensuales, 53€ anuales, en concepto de cuota de autónomos que se sitúa en 283,3€ al mes en 2019. La base mínima de autónomos queda, por primera vez por debajo de 1.050€ mensuales de base de cotización fija para los asalariados.

Este incremento es resultado de la subida también del tipo de cotización que aumenta del 29,8% al 30% y que incluye las prestaciones por contingencias profesionales, cese de actividad y formación que se añade a las contingencias comunes, hasta el año pasado, las únicas obligatorias en la cotización del autónomo.