Redacción Gedesco | 19 Diciembre 2014 |

¿Está el neuromarketing al alcance de las pymes?

neuromarketing-pymes-satisfacción-consumidor-éxito-empresarial

Conseguir la satisfacción del consumidor, ¡ese es el objetivo del neuromarketing! Y a fin de cuentas también lo es de las empresas en general y de las pymes en particular. Y es que descubrir qué es lo que satisface a los compradores es una de las llaves que abre la cerradura del éxito empresarial.

Pequeños gestos en neuromarketing

Muchos estudios han demostrado ya que los olores, las emociones y las sensaciones influyen en las conductas de compra de los consumidores. No hay más que ver cómo somos capaces de asociar algunos olores con ciertas marcas o establecimientos o cómo algunas tiendas ponen determinado tipo de música para agradar a sus consumidores e incentivar las compras. No se trata de nada nuevo.

Jugando con las sensaciones y con la confortabilidad para incentivar las compras es clave, entre otras cosas, evitar olores desagradables y conservar una temperatura adecuada en el establecimiento. Si el consumidor está pensando en el frío o el calor que tiene, su actitud de compra estará influenciada de manera negativa.

Neuromarketing en las pymes

Lejos de lo que suelen pensar muchos, el neuromarketing no está solo al alcance de las grandes empresas. Existen empresas dedicadas a realizar estudios de neuromarketing y cuyos presupuestos pueden adecuarse a las limitaciones económicas de las pymes.

Un estudio especializado y personalizado sería lo ideal para obtener todo el potencial del neuromarketing. De cualquier modo, existen algunos detalles que pueden ayudarnos a conocer las preferencias de nuestros clientes.

En este sentido, aunque viendo las encuestas o las preguntas directas pueda parecer que sirven de ayuda, en realidad está comprobado que los usuarios no solemos ser del todo sinceros en estos casos y nuestras respuestas se realizan en base a lo que la otra persona quiere oír. Por ello, debemos limitarnos a observar los pequeños gestos de los clientes, tales como los gestos faciales, las respuestas o las actitudes ante determinadas sugerencias.

También es fundamental no confundir el neuromarketing con la manipulación, ya que lo que se pretende es motivar al consumidor a que compre un determinado producto o adquiera un determinado servicio. Sin embargo, partimos de la base de que estamos ante individuos racionales y que por mucho que queramos adivinar sus futuras intenciones de compra, no podemos modularlas a nuestro antojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.