Redacción Gedesco | 17 Marzo 2014 |

La alarma de la morosidad en nuestro país

morosidad-deuda-riesgo-España

La morosidad es uno de los problemas que no hace sino acrecentar los problemas de liquidez de las empresa españolas. Morosidad no solo entre empresas, sino también a las entidades bancarias. De hecho, los últimos datos de los que se disponen del pasado 2013, publicados recientemente, han puesto de relieve que los bancos, cajas y entidades financieras acumulan una morosidad de créditos concedidos por encima del 13 %, un récord histórico.

¿Qué supone esto? Que tal y como pone de manifiesto el Banco de España, el sistema financiero español acumula un volumen de créditos morosos por un valor cercano a 200.000 millones de euros.

Un círculo vicioso de deuda

El problema real de esta morosidad ya no es solo que se haya llegado a unos niveles jamás vistos en nuestra economía, sino todo lo que ello implica. En este sentido, tenemos que pensar que cuando hay una deuda hay, como mínimo, dos agentes afectados, el que no puede pagar la deuda y el que no la recibe. Ello supone que las empresas que cuentan con clientes que no les pagan o que les pagan con retraso, a su vez no puedan hacer frente a sus compromisos financieros. Y lo mismo ocurre con las entidades financieras, que si cuentan con altos volúmenes de deuda en sus carteras, no pueden aumentar los créditos a empresas o a particulares.

Afortunadamente, las empresas cuentan con determinadas herramientas para poner remedio a este círculo, como el factoring, el confirming o el descuento de pagarés.

Cómo evitar a las empresas morosas

Los problemas surgen cuando tenemos que hacer negocios con empresas con altos índices de esta tasa de morosidad. ¿Cómo evitarlo? Sabiendo de antemano si esa empresa tiene deudas pendientes o está en alguna lista de morosos. Para ello, podemos acudir a determinadas empresas que se encargan de realizar informes de riesgo. Además existen empresas que no solo analizan si tus proveedores tienen impagos en un momento determinado, sino que también te informan sobre cualquier cambio que se produzca en este sentido.

Y es que la información imperfecta o la falta de información no hacen sino dificultar una competencia sana en el mercado. ¿Por qué no utilizar toda la información que tenemos a nuestro alcance para mejorar la viabilidad de nuestra empresa?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.