Si quieres conocer qué es una letra de cambio así como los tipos de esta, solo tienes que echarle un vistazo a nuestra página web donde encontrarás otros artículos que profundizan en la razón de ser de esta forma de financiación a corto plazo. En Gedesco somos conscientes de que, actualmente, hay tantos tipos de financiación que puede resultar un poco confuso escoger a cuál de ellos hay que acceder en función de tus necesidades concretas.

En este artículo, vamos a analizar los modelos de letra de cambio que existen a la hora de escoger este tipo de documento mercantil como la solución líquida a tus problemas. Antes de nada, consideramos oportuno recapitular un poco y resumir en qué consiste. La letra de cambio es un título de crédito o un documento mercantil que supone la obligación del pago de un dinero determinado (o bien de una cantidad en especia, según se fije) una vez finalizado el plazo que se estime en dicha letra de cambio.

Tipos de modelo de letra de cambio

Existen distintos modelos de letras de cambio donde se puede diferenciar el modelo oficial de otros que están en blanco y otros que se pueden rellenar. La explicación a la variedad de modelos es que hay personas tanto físicas como jurídicas que acostumbrar a firmar letras de cambio prácticamente cada semana. Esto implica que para facilitar y agilizar los trámites utilizan modelos de letras de cambio que simplemente tienen que ser rellenadas, o las cuales ya cuentan con un modelo de ejemplo que se cambia constantemente dependiendo del proveedor que se trate o bien de los bienes y servicios que correspondan en cada momento.

Tanto si se trata de un modelo de letra de cambio de rellenar o bien una letra de cambio en blanco enteramente elaborada y redactada por las partes contractuales, existen unos requisitos básicos que deben cumplir las letras de cambio para tener validez legal en el mercado. La letra de cambio debe estar compuesta por las siguientes partes: lugar de emisión, fecha de libramiento, moneda, importe de la letra de cambio expresado en números y el sello de la tasa de Timbres y Actos Jurídicos Documentados. Todos estos suelen ubicarse en la parte superior de la letra de cambio.

Además de lo que acabamos de mencionar, en la letra de cambio también tiene que aparecer lo siguiente: importe de la letra de cambio expresado en letras y el domicilio del pago. Estos dos requisitos, tanto si se está rellenando un modelo de letra de cambio como si se está creando una letra de cambio en blanco, tienden a ir a continuación de la parte superior.

Por último, debajo de todo lo anterior tiene que aparecer lo siguiente: la aceptación de la letra de cambio por parte del librador del pago, los datos del librado, identificación y dirección de la persona física o jurídica que ha de realizar el pago, la firma del librador y, por último, la identificación del documento.

Modelo oficial de letra de cambio

El sistema de mercado es permisivo con las letras de cambio, en el sentido en que le da la libertad a las personas físicas o jurídicas de elaborar sus propias letras de cambio o rellenar los modelos existentes, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos y que son todos los apartados que acabamos de mencionar que deben tener las letras de cambio.

Aun así, también hay un modelo oficial de letra de cambio que puedes descargarte fácilmente en Internet por si tienes alguna duda sobre el procedimiento para elaborar una letra de cambio y quieres asegurarte que vas a firmar un documento mercantil y financiero completamente legal según los parámetros establecidos por la legislación actual.