Redacción Gedesco | 29 Septiembre 2014 |

¿Cómo pueden afectar las últimas medidas del BCE a tu pyme?

inversión-financiación-pymes-BCE-interés-liquidez-reformas

Hace unas semanas saltaba la bomba y Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), anunciaba dos medidas fundamentales encaminadas a darle un fuerte empujón a la financiación bancaria: la rebaja del tipo de interés al 0,05% y la compra de bonos de titulización.

Se trata de medidas que han recibido tantas críticas como felicitaciones, ya que mientras el FMI considera que es el camino a seguir para reactivar el crédito, el Instituto de Investigación Económica de Múnich cree que estamos ante la situación conocida como la trampa de la liquidez. ¿En qué consiste? Básicamente en que en circunstancias en las que el tipo de interés está próximo a cero, la gente prefiere conservar el dinero en lugar de invertirlo, ya que el rendimiento es prácticamente nulo.

Pues bien, después de tanta teoría económica, vayamos a lo práctico, ¿qué incidencia pueden tener estas medidas en las pymes?

Efectos para las pymes de la reducción del tipo de interés

La principal ventaja de esta reducción del tipo de interés a niveles cercanos a cero es que disminuye el coste de la financiación, pero claro, también hay que tener en cuenta que para ello la entidad bancaria tiene que conceder crédito a las pymes. Además, como comentábamos anteriormente, esta medida de tipos de interés al 0,05 % puede desincentivar la inversión, lo que afecta negativamente tanto a las empresas como a la economía.

Por otro lado, esta disminución del tipo de interés puede venir muy bien a las pymes que tengan hipoteca asociada al euríbor, que en España son la mayoría. Y es que con el anuncio de la caída de los tipos de interés, ha disminuido también el euríbor y por tanto las cuotas de muchas hipotecas.

Asimismo, ha bajado la cotización del euro en valor de dólares por euro. Ahora un euro equivale aproximadamente a 1,29 dólares, mientras que hace un mes este valor estaba situado en torno a 1,33.

Ello supone un euro más débil frente al dólar y un aumento de la competitividad para las pymes que operen con Estados Unidos. Veámoslo más claro con un ejemplo, mientras que antes un producto que valía 10 euros, en Estados Unidos se vendía a unos 13,3 dólares, ahora ha rebajado su precio a unos 12,9 dólares, lo que supone unos precios más competitivos en el país americano. Aunque claro, este ejemplo sería válido para aquellas pymes que exporten, ya que las que importen productos de Estados Unidos sufrirán el efecto contrario y perderán competitividad.

¿Y la compra de bonos de titulización?

Por su parte, la compra de bonos de titulización del BCE a los bancos podría ayudar a aumentar la liquidez en el sistema y la financiación bancaria, siempre y cuando esa liquidez sea puesta en manos de la población.

De cualquier modo, no hay que olvidar que los bancos no son la única forma de conseguir liquidez y existen otras formas de financiación no bancaria que suelen ser más accesibles y más prácticas para los negocios, como el factoring o el descuento de pagarés.

Poco a poco se irán viendo cuáles son los efectos de las nuevas medidas puestas en marcha por el Banco Central Europeo, pero lo que también se ha dejado claro desde la institución es que, para que estas medidas surtan efecto deben ir acompañadas de reformas estructurales y estímulos fiscales por parte de los diferentes gobiernos. ¿Se pondrán en marcha?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.