Redacción Gedesco | 9 Diciembre 2013 |

Los nuevos derechos de los consumidores en las compras a distancia

El Gobierno ha modificado la Ley de Defensa del Consumidor para aumentar los derechos y la protección de las personas que utilicen los servicios de compra a distancia, principalmente en las compras por internet. Estas nuevas medidas entrarán en vigor una vez que pase el trámite parlamentario.

Varias son las medidas que se incluyen en la nueva norma. En primer lugar el vendedor deberá facilitar a los consumidores y usuarios una información clara y comprensible sobre las transacciones que están a punto de realizar.

Se amplía el plazo de desestimiento. Hasta ahora el comprador disponía de siete días hábiles para rechazar la operación, ahora se amplía a catorce días naturales, pero siempre teniendo en cuenta que el vendedor ha de informar de este aspecto al consumidor en el momento de la compra, ya que de no hacerlo así el plazo queda automáticamente ampliado a doce meses.

El vendedor deberá poner a disposición del comprador un formulario de desestimiento. Como norma general se utilizará el formulario tipo que ha desarrollado la Unión Europea.

El vendedor estará obligado a comunicar al comprador el precio final de la operación, incluidos los gastos asociados a la misma, y éste habrá de dar su consentimiento una vez conozca esta información. De esta manera se evitarán las “cargas encubiertas” ya que el comprador tendrá derecho a la devolución de las cantidades que incremente en precio y no hayan sido comunicadas.

En todas las operaciones que se realicen de manera telefónica será necesaria, para que éstas queden debidamente formalizadas, la firma de un documento escrito que refleje las condiciones de las mismas. La oferta no será vinculante hasta que el consumidor haya firmado dicha oferta o enviado su acuerdo por escrito, ya sea en papel, por fax, correo electrónico o por un mensaje de SMS.

Por último, todos los servicios telefónicos de atención al cliente o los que las empresas pongan a disposición de sus usuarios no podrán fijar un coste por llamada superior a la tarifa básica. Por lo que quedarán prohibidos los números novecientos que tengan para el usuario un coste mayor al de una llamada nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.