Redacción Gedesco | 18 Julio 2015 |

Los drones: una oportunidad de negocio

Los drones: una oportunidad de negocio

Según estimaciones realizadas en el programa Informe Semanal, de Televisión Española (TVE), en nuestro país habrá más de 1.000 operadores de drones en los próximos años. Los drones han tenido un camino similar a Internet. Ambos comenzaron siendo utilizados en el ámbito militar. Ambos fueron entrando poco a poco en otros sectores más industrializados, debido a la alta inversión que requiere una tecnología cuando todavía se encuentra en fase de desarrollo. Internet se ha popularizado hasta lo que conocemos hoy día, y muchos opinan que con los drones acabará ocurriendo lo mismo, por el avance que significará para una serie de procesos que hoy se realizan de forma completamente distinta.

Antes de Internet, nos comunicábamos a través del teléfono. Hoy día enviamos paquetería a través de una camioneta o moto, pero son varios factores los que nos hacen pensar que, en unos años, será posible recibir paquetes, pedidos o comida a domicilio a través de drones.

Actualmente, el dron forma parte de la industria del ocio, en donde se utilizan para grabar secuencias, planos e imágenes que serían casi imposibles de captar con otros elementos que no fueran un dron. Sin embargo, las ventajas que ofrecen estos aparatos ya han llamado la atención de otros sectores, lo que está ofreciendo una popularización de este tipo de productos. Hasta el punto de que la Agencia Estatal de Seguridad Aérea ha comenzado a regular el uso de drones e, incluso, a sancionar el manejo indebido de los mismos.

¿Cuál es la normativa del manejo de los drones?

Para empezar, un dron no es un juguete teledirigido. De hecho, actualmente no puede ser manejado por cualquier persona. Solo está permitido para aquellos que han conseguido la licencia de piloto de drones. Para ello, se han creado cursos donde se enseña a cómo pilotar un dron y se informa de las ventajas y peligros que puede ocasionar este aparato tecnológico. Para obtener la licencia de piloto de drones se debe superar un examen y unas pruebas médicas similares a las que se exigen para aviones ultra-ligeros. Asimismo, los pilotos deberán tener conocimientos sobre meteorología, aviación y sobre la normativa de los drones.

Por lo tanto, el ámbito de la formación en pilotaje de drones podría ser una nueva fórmula de negocio aún sin explotar y que podría dar beneficios al empresario que decida apostar por este ámbito.

El perfil de los usuarios que más demandan los cursos de piloto de drones corresponde a dos sectores bien diferenciados. Por una parte, acuden a estos cursos aquellas personas que están en paro y que encuentran en esta formación nuevas oportunidades de negocio. El otro sector corresponde a los profesionales del ámbito audiovisual o de ingeniería civil que quieran sacar partido a los drones como aplicaciones comerciales.

Volviendo a la normativa, esta establece que no se puede hacer volar estos vehículos aéreos a más de 120 metros de altura y que no deberán estar a una distancia visual de más de 500 metros del piloto.

Utilización de los drones en una panadería

Un ejemplo de las ventajas en el uso de drones lo ofrece una panadería de Cantabria. Este negocio está dispuesto a sorprender a sus clientes con el manejo de los drones. El objetivo es repartir el pan entre sus clientes a domicilio, a través de la utilización de estos dispositivos.

El procedimiento será el siguiente: el servicio de entrega de la panadería detectará cual es la ubicación del cliente y dirigirá el dron hasta ese punto. No obstante, la empresa deberá formarse en los cursos específicos de piloto de drones para no incurrir en una sanción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.