Redacción Gedesco | 7 Noviembre 2015 |

Los autónomos sufren un aumento de la morosidad privada

Los autónomos sufren un aumento de la morosidad privada

El periodo medio de pago a los autónomos continúa creciendo en empresas del sector privado. Esto quiere decir que los profesionales por cuenta propia cobran cada vez más tarde de los clientes que son empresas privadas, es decir, de la gran mayoría de sus clientes. Así lo certifica un informe realizado por la Federación de Asociaciones del Trabajo Autónomo (ATA), que analiza lo que tardan en cobrar este tipo de profesionales de sus clientes. Un problema que, según los datos aportados, continúa en ascenso en el sector privado, lo que a su vez aumenta el riesgo de insolvencia y pone en duda la continuidad de los negocios dirigidos por profesionales autónomos.

¿Cómo es la morosidad privada que sufren los autónomos?

Los plazos de pago de las facturas entre las empresas del sector privado se sitúan, a día de hoy, en 85 días. Un periodo que aumenta en 25 días los 60 establecidos por la Ley y que se ha incrementado en 4 días respecto a septiembre de 2014, según revela el informe.

Si nos centramos en las Comunidades Autónomas, Andalucía se lleva la palma con un periodo medio de pago de 96 días. La morosidad privada también se cierne sobre Extremadura con 95 días de retraso en los pagos, Cataluña con 93 días, la Comunidad de Madrid con 92 días, Castilla-La Mancha con 89 días y la Comunidad Valenciana y País Vasco con 88 días. Por su parte, Canarias, Navarra y Asturias son las que menos morosidad presentan con 72 días de media.

Aumento de la morosidad privada durante el último año

Los autónomos han visto cómo la morosidad privada que sufren se ha incrementado en tan solo 12 meses. Aparentemente, es un aumento ligero. Sin embargo, estamos ante un indicador que debería caer cuando las condiciones macroeconómicas mejoran, como es el caso.

Si analizamos los datos en función del tamaño de las empresas, descubrimos que cuanto más grande es la organización más morosa es. Este tipo de entidades presentan ante los autónomos una demora en los pagos de las facturas de 131 días, lo que supone cinco días más respecto al año anterior. En cuanto a las empresas entre los 250 y 1000 trabajadores la morosidad se expande a los 121 días de retraso -6 más que en 2014-, y para las compañías entre los 50 y 250 trabajadores experimentan una subida de 7 días de demora respecto a hace un año.

Son, únicamente, las empresas con menos de 10 empleados las que presentan mejores cifras de morosidad con autónomos. Sus plazos de pago se han reducido en un día de media hasta llegar a los 57 días, por lo que son las únicas que pagan sus facturas dentro de los 60 días establecidos por la ley.

Morosidad total a la que se enfrentan los autónomos

El informe de ATA ha analizado los periodos medios de pago de las empresas privadas a autónomos así como la morosidad presentada por las Administraciones Públicas. La media de los plazos de pago de las facturas entre ambos sectores se sitúa en 84 días.

El 56,4% de los autónomos encuestados afirma que recibe el pago de las facturas con 85 días de retraso mientras que el 35,5% de los autónomos desvela que los plazos de pago se encuentran entre los 91 y 180 días. El 8,1% no cobra las facturas hasta pasados los 6 meses.

El factoring, como solución para los autónomos

El factoring puede evitar los problemas generados por el retraso en el pago de las facturas. Se trata de un instrumento de financiación por el cual una empresa puede ceder a una entidad financiera el cobro de las facturas que se encuentran pendientes de ser abonadas. La ventaja es que los autónomos pueden recibir el dinero adeudado por anticipado evitando los problemas derivados de la morosidad que, como hemos visto, continúa creciendo en España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.