Redacción Gedesco | 13 Octubre 2015 | Artículos y novedades sobre el Factoring.

Lo que gana la Administración con la factura electrónica

Lo que gana la Administración con la factura electrónica

Las Administraciones Públicas ahorraron 24 millones de euros durante el primer semestre de 2015 gracias a la tramitación de casi 5 millones de facturas electrónicas. Son datos extraídos del informe elaborado por SERES, empresa especializada en intercambio electrónico de documentos.

En el aspecto económico, los proveedores también se han visto beneficiados con el ahorro de 14 millones de euros. Sin embargo, han sido penalizados por los altos costes derivados de la multiplicidad de puntos de entrada creados por las Comunidades Autónomas y Entidades Locales. Esta situación le ha llevado a una mayor complicación del proceso de facturación.

Características de las facturas electrónicas tramitadas

El 59% de las facturas electrónicas tramitadas por las Administraciones Públicas se ha llevado a cabo a través de FACe –Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas de la Administración General del Estado-. El 41% de las facturas electrónicas restantes se han tramitado mediante los más de 1.500 puntos de entrada creados por las Administraciones Públicas.

FACe ha recibido alrededor de 5 millones de facturas electrónicas a lo largo de los seis primeros meses de 2015. El 30% de ellas han sido gestionadas por SERES, colocando a esta entidad como el principal proveedor, según fuentes del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

El informe de SERES revela, por otro lado, que un total de 16 Comunidades Autónomas más Ceuta y Melilla están adheridas formalmente a FACe. Sin embargo, Cataluña, Castilla-La Mancha, Valencia o La Rioja ya tienen sus propios puntos de entrada en funcionamiento, lo que ha provocado que los proveedores eligiesen la conexión directa con ese punto regional.

Respecto al destino de las facturas electrónicas, el 53% de ellas han sido enviadas a Entidades Locales, el 37% a Comunidades Autónomas y el 10% a organismos dependientes de la Administración General del Estado.

La factura electrónica, condición de la Administración Pública

El 15 de enero de 2015 entró en vigor la Ley 25/2013 que establece la obligación de emitir facturas electrónicas por parte de los proveedores de las Administraciones Públicas si desean cobrar por los trabajos realizados. Esta medida radica en la eliminación de la morosidad pública.

Las facturas electrónicas son creadas mediante un programa informático o mediante la intermediación de un prestador de servicios de facturación electrónica. Todas ellas deben ir firmadas electrónicamente y recoger quién es el destinatario de las mismas.

Una vez que el proveedor envía la factura electrónica a la Administración Pública, a través de la FACe o punto generales de entrada de facturas electrónicas, está obligado a guardar la copia del envío en buen estado para verificar su autenticidad.

Ventajas de las facturas electrónicas

  • Reducción de costes gracias a la suspensión de los procesos de impresión, mensajería o almacenamiento.
  • La factura electrónica se tramita de forma más rápida e eficiente al ser enviado por e-mail. De esta forma, permite ahorra tiempo.
  • La factura electrónica aporta seguridad mediante la garantía de su integridad y autenticidad del emisor.
  • Disminución del uso de papel, por lo que respeta al medio ambiente.
  • Optimización de los procesos administrativos al reducir el número de tareas y evitar los posibles errores humanos.
  • Las facturas electrónicas son mucho más duraderas gracias a su formato digital. Además, pueden ser consultadas en cualquier momento aunque haya pasado el tiempo.
  • Menores posibilidades de que la factura electrónica sea falsificada o extraviada.
  • La factura electrónica facilita la búsqueda y entrega de información y facilita la visibilidad de los casos de morosidad.
  • Permite presentarse a concursos públicos ya que es el requisito para la contratación con el sector púbico estatal.

Otras noticias de interés

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.