descontamos pagarés de esta empresa
Redacción Gedesco | 7 Agosto 2013 |

La naturalidad del éxito de llaollao

llaollaoLa crisis también ha cambiado el aspecto de las zonas comerciales de las grandes ciudades. Las personas que vivimos en Madrid hace algunos años observábamos que en cada local que se quedaba vacío en el centro se terminaba abriendo un Starbucks. En los últimos años esta expansión se ha atenuado, pero han surgido otros negocios que han colonizado visiblemente los espacios comerciales.

De uno de ellos ya se habló aquí hace un tiempo. Del otro hablaremos hoy. Se trata del boom de llaollao, una empresa dedicada al yogurt helado que ha conseguido unas cifras de récord en sólo 4 años. El año pasado cerró sus cuentas con 26 millones de euros en ventas.

Un crecimiento que no ha tocado techo

Fue por el verano de 2009 cuando el murciano Pedro Espinosa abrió la primera tienda llaollao en Denia. Aunque su primera idea era hacerlo en Benidorm, pronto comprobó que no había sido mala opción ya que entró rápidamente en contacto con los mercados de Madrid y Valencia. Un año después desembarcaba en la capital y lo hacía nada menos que en la concurrida calle de Preciados.

En sólo 4 años llaollao cuenta con más de 100 locales en España y se ha internacionalizado a otros 13 países entre los que se encuentran Francia, Rusia, Turquía, Arabia Saudí, Singapur, Chile y Venezuela.  Además de una estrategia clara y bien desarrollada, llaollao ha aprovechado muy bien lo que era una tendencia en muchos países: el resurgir del yogur helado. El yogurt es un alimento natural y sano y esta idea es la base de la filosofía de llaollao. Frente a las cadenas tradicionales de postres industriales surge una que ofrece un producto natural.

Un producto único y para los cinco sentidos

Lo que llaollao vende no es sólo un yogur helado; es una marca. Y la base de esa marca es hacer que el cliente se sienta especial. Las combinaciones del yogur helado de llaollao son tantas que existe uno para cada persona. Una sencilla base de yogur se puede combinar con fruta, toppings, siropes y salsas de manera que todo el mundo encuentre su preferida.

Esa filosofía basada en la naturalidad y la personalización tienen su reflejo en las propias tiendas de llaollao. Funcionan con un sistema de franquicias y su estética propone al cliente una experiencia sensorial para que pueda disfrutar de sus productos con todos los sentidos. La fruta tiene un papel protagonista sobre un fondo blanco (color del yogur) con tonos verdes (que simboliza lo natural).

Foto | Web oficial de llaollao

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.