Redacción Gedesco | 13 Febrero 2016

Letra de cambio: formato y tipos

 

Letra de cambio: formato y tipos

La letra de cambio es un documento mercantil o un título de valor que recoge la orden del pago de una cierta cantidad de dinero por parte del librador, a un beneficiario dentro de un periodo de tiempo determinado. Esta fecha límite de pago recibe el nombre de fecha de vencimiento y se suele pactar entre ambas partes antes de la firma de la letra de cambio. En caso de que existan discrepancias sobre la cantidad a pagar, la ley establece que será válida la cifra más baja. La característica más destacada de este documento es que no genera intereses como sí lo hace el pagaré, por ejemplo.

Por lo tanto, la letra de cambio sirve como medio de pago obligatorio, ya sea en efectivo o numerario. También cumple la función de concesión de crédito o de aplazamiento de un pago con garantías. Y, por último, la letra de pago sirve para obtener liquidez mediante su descuento realizado en un entidad financiera.

En las letras de cambio intervienen tres personas. Una de ellas es el librado o la persona que tiene la orden de pagar la cantidad acordada una vez la haya firmado. Por otro lado, está el librador, que es el responsable de emitir la letra de cambio y de hacerla válida con su firma. Y, en tercer lugar, participa el tomador o beneficiario, que es la persona que recibirá la suma de dinero estipulada en la letra de cambio.

Requisitos de las letras de cambio

Las letras de cambio deben cumplir una serie de requisitos e incluir ciertas partes en las mismas para que sean consideradas como tal.

  • La denominación Letra de Cambio debe destacar de forma clara dentro del texto del documento y estar escrita en el mismo idioma que el resto del contenido.
  • Debe recoger de forma clara la orden de pagar una cierta cantidad de dinero, expresada en moneda nacional o extranjera que pueda ser admitida a cotización. Esta cifra será incluida en letras y números.
  • Inclusión del nombre y los datos de la persona obligada a pagar, es decir, el librado.
  • La fecha de vencimiento.
  • El lugar exacto donde se deberá llevar a cabo el pago del dinero acordado.
  • La fecha y el lugar donde fue creada la letra de cambio.
  • La firma del librador, es decir, la persona que emite la letra de cambio y ordena el pago.
  • La letra de cambio debe ser expedida en documento oficial o timbre emitido por el Estado. Por ello, incluye la identificación del mismo y la tasa de Timbres y Actos Jurídicos Documentados.

Tipos de letras de cambio

La diferenciación entre un tipo de letra de cambio y otro reside en la fecha de vencimiento. En función de esta premisa, encontramos 4 tipos de letras de cambio.

  1. Letra de cambio a fecha fija. La fecha límite para que se realice el pago será el día señalado, sin modificaciones.
  2. Letra de cambio a plazo contado desde la fecha en que se emitió la misma. Dentro del texto viene especificado de la siguiente manera: “Páguese por esta letra la suma de X euros a los X días de la fecha”.
  3. Letra de cambio a la vista o pagadera a la vista. Se da cuando no se ha establecido una fecha de vencimiento. En estos casos, la letra de cambio será considerada como pagadera, pero tendrá una fecha límite de un año. A no ser que se especifique lo contrario o que se acorte el periodo de tiempo estimado.
  4. Letra de cambio a un plazo desde la vista. Son aquellas que dejan de tener validez una vez se ha cumplido el plazo determinado desde que la letra de cambio ha sido aceptada por el librado.

Otros artículos: ¿Qué es el Confirming?

Este artículo pertenece a la categoría:

Un comentario en “Letra de cambio: formato y tipos

    .
  • 18 Abril, 2016 at 1:07 am

    Gedesco, muy buena tengo que admitirlo muy buena 🙂

  • .

Comments are closed.